domingo, 26 de mayo de 2024
Enalta
Revista Adiós

Galicia reducirá a 12 horas el plazo para entierros y autoriza los de ritos musulmán y judío

Publicado: viernes, 01 de septiembre de 2023

Galicia reducirá a 12 horas el plazo para entierros y autoriza los de ritos musulmán y judío

El Consello de la Xunta ha dado luz verde a un nuevo decreto sobre la normativa de la sanidad mortuoria en Galicia que, entre otras cuestiones, reduce de 24 a 12 horas el tiempo mínimo de espera para enterrar a un fallecido y autoriza los ritos musulmán y judío de enterramiento sin ataúd.

Según ha dicho el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, una de las novedades de este documento es que ampara el enterramiento sin féretro, algo vetado hasta ahora en Galicia. Con ello, ha destacado, se permitirá la realización de ritos como el musulmán o el judío, para que estos creyentes no se vean obligados a irse fuera de la comunidad para realizar los enterramientos de sus fallecidos.

Además, se reduce a 12 horas el plazo mínimo para poder enterrar a un fallecido, que era ahora de 24, se regularizan cementerios preexistentes a los que le faltaba algún trámite y se especifican normas para los crematorios, como su distancia al menos de 200 metros de núcleos residenciales.

La decisión de la Xunta facilitará el arraigo de los miembros de ambos credos, especialmente de la más numerosa comunidad musulmana, que suma más de 18.000 personas y tiene una importante presencia desde hace años en las principales ciudades y en localidades como Xinzo, Arteixo o Ribeira, según ha informado la Xunta y ha recogido la prensa gallega.

La reclamación de facilitar los entierros de las religiones minoritarias lleva años vigente en toda España, a pesar de que la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 incluye el derecho de los ciudadanos a recibir una sepultura sin discriminación por motivos religiosos. Rueda destacó que ese derecho estará ahora atendido en Galicia «con todas las garantías dende o punto de vista sanitario e legal».

El decreto del Gobierno gallego, que ahora será remitido al Consello Consultivo de Galicia para su revisión, incluye otras novedades, entre las que Rueda destacó la reducción a 12 horas del plazo mínimo para enterrar a una persona, siempre que disponga de la correspondiente licencia de enterramiento. También aclara y simplifica la normalización legal de los cementerios preexistentes, «algúns con moita antiguidade que non tiñas a súa completa regulación legal pola falta dalgún trámite». Además, el decreto establece que los crematorios deberán estar preferentemente ubicados en suelo industrial y situados a una distancia mínima de 200 metros de zonas residenciales, hospitales, colegios o parques. Finalmente, la normativa también establece la necesidad de crear y regular un censo de empresas y establecimientos funerarios.

En la fotografía, un aspecto parcial del cementerio municipal de Lugo.