domingo, 27 de noviembre de 2022
Funespaña
Revista Adiós

El escritor Miguel Ángel Carmona del Barco gana el XXII Concurso de Tanatocuentos

Publicado: lunes, 06 de junio de 2022

El escritor Miguel Ángel Carmona del Barco gana el XXII Concurso de Tanatocuentos

El escritor Miguel Ángel Camona del Barco, con el cuento ‘Distintas clases de oraciones’, ha resultado ganador de la XXII edición del Concurso de Tanatocuentos que organiza la revista Adiós Cultural y patrocina Funespaña con un premio de 1.500 euros. El fallo del jurado se produjo durante una reunión celebrada el día 31 de mayo. Como finalista, el jurado eligió el cuento ‘Lo que hubiera hecho Pedro’, de Antonio Hermógenes Ortega Pomet, de Granada.

LEE EL CUENTO GANADOR AQUÍ

 Miguel Ángel Carmona del Barco (Monesterio (Badajoz), 1979) debutó en la narrativa con Manual de autoayuda (Salto de Página, 2016), obra finalista en el Premio Setenil, al mejor libro de relatos publicado en España ese año. También en el ámbito del relato, ha sido galardonado con el XXVIII Premio de Narrativa Camilo José Cela. Ganador XXIV Premio de Novela Ciudad de Badajoz (2020), con ‘Alegría. Con su primera novela, `’Kuebiko’, ha obtenido el XXXV Premio Vicente Blasco Ibáñez de narrativa en 2017. Es director del Centro de Estudios Literarios Antonio Román Díez (CELARD), donde imparte talleres de escritura y coordina programas de fomento de la lectura, como el Club de Lectura Viva. Es colaborador habitual en Canal Extremadura Radio y en medios digitales especializados en literatura.

 Carmona ha explicado a Adiós Cultural, organizadora del concurso patrocinado por Funespaña, que “este relato lo escribí en un tiempo en que la muerte de algunas personas cercanas me puso en contacto, por primera vez, con los ritos y los símbolos que la rodean. En mí, chocaban el escepticismo con el que observaba el teatro que todo rito es, con la experiencia sanadora que, innegablemente, suponían para mí y para quienes me rodeaban. Berta, la protagonista, vive en esa lucha entre el descreimiento, entre la crítica, incluso, al rito y la necesidad que de él tiene. Pero Berta no encuentra su lugar en el rito convencional. Necesita expresar su dolor a través de su propio lenguaje, con sus propias normas, y ahí encuentra un maravilloso compañero en el abuelo de Juan que, después de haber recorrido un camino vital muy largo, parece haber llegado al mismo punto en el que se encuentra Berta”.

 Valoración del Jurado

 El jurado de la XXI edición del Concurso de Tanatocuentos ha estado compuesto este año presidido por Pilar García Moutón, profesora de investigación del CSIC especialista en dialectología y geografía lingüística y, desde 2015, miembro correspondiente de la RAE; Emiliano Cascos, redactor jefe de La Razón; Nieves Concostrina, redactora jefa de Adiós Cultural y escritora; Roberto Villar, escritor y guionista; Carlos Santos, periodista y escritor; Javier Fonseca, escritor y profesor en la Escuela de Escritores y la coordinadora de Adiós Cultural (que además hizo las funciones de secretaria del jurado), Isabel Montes.

El cuento ganador para Javier Fonseca es “bellísimo con una historia llena de imágenes hermosas y potentes. Hay emoción en cada línea sin excesos. La voz de la narradora protagonista es muy coherente con su rol de personaje. Sabe dosificar la información y la muestra poco a poco para mantener la atención. Los secundarios están muy bien definidos con muy pocos rasgos”.

Para otro miembro del jurado, el escrito y guionista, Roberto Villar, “Distintas clases de oraciones es un cuento inteligente, discreto, divertido y serenamente entrañable. Nos habla sutilmente de amor, amistad, relaciones intergeneracionales y bellos ritos funerarios. Una joven, con amorosa discreción, pretende leer su novela, recientemente escrita y publicada, al que fuera su novio fugaz. Ahora, el impulsor en vida de las páginas que la joven ha escrito está dispuesto a “escuchar” a su ex tumbado en el ataúd durante sus últimos instantes de estancia en la Tierra. Este planteamiento nos sumerge en una historia con múltiples facetas, engarzadas muy hábilmente sin abandonar nunca un sano aire de despreocupación, de falta de énfasis, que convierten a este relato en una valiosa aportación al género que la revista Adiós Cultural ha tenido la fortuna de poder apreciar y premiar”.

Descargar Pdf