lunes, 15 de agosto de 2022
Funespaña
Revista Adiós

El Monasterio de Santes Creus incluye en su ruta las tumbas de las reinas Blanca de Anjou y Margarita de Prades

Publicado: viernes, 13 de marzo de 2020

El Monasterio de Santes Creus incluye en su ruta las tumbas de las reinas Blanca de Anjou y Margarita de Prades

Una nueva ruta del Monasterio de Santes Creus (Aiguamúrcia, Tarragona) potenciará el próximo mes de mayo (si las restricciones por la pandemia del COVID-19 lo permite) una nueva ruta que pondrá el foco en las mujeres sepultadas en este templo de la orden del Cister para reivindicar su figura histórica, según informa el centro religioso.
En Santes Creus está enterrada la reina Blanca de Anjou (Nápoles, 1280 - Barcelona, 14 de octubre de 1310), que fue princesa de Nápoles y reina consorte de Aragón. También se halla la sepultura de la reina consorte de Aragón, Margarita de Prades (1387 - 1388 - Corona de Aragón, condado de Barcelona, 23 de julio de 1429). Ambas mujeres tuvieron una gran relevancia en la geopolítica de la Edad Media.
Blanca de Anjou acompañó a su esposo, el rey Jaime II, incluso en expediciones militares; tuvo su propia cancillería real y también fue la primera mujer en ser enterrada en un panteón real.
Margarita de Prades, esposa del rey Martín el Humano, tuvo una gran influencia en su figura de viuda real, pero también alentó las artes y fue musa para algunas figuras como Jordi de Sant Jordi, Arnau March o Lluís Icart.
La nueva ruta se centra en las tumbas reales, en las imágenes iconográficas de los capiteles y en la figura del retablo de Santa María Magdalena.
El Monasterio de Santes Creus de Tarragona fue fundado en 1160. Los reyes Pedro III de Aragón y Jaime II el Justo y su esposa Blanca de Anjou fueron mecenas del monasterio y escogieron ser enterrados aquí, en dos mausoleos góticos junto al altar mayor. El estudio y restauración de los panteones reales, en 2010, permitieron descubrir los restos de Pedro III de Aragón y Blanca de Anjou, los únicos reyes de la Corona de Aragón de los que sus restos se han mantenido intactos.
El lugar fue el centro de una de las señorías monásticas más extensas e influyentes de la Corona de Aragón. La abadía refleja en su arquitectura el modelo canónico de los monasterios del Cister (junto con Vallbona de les Monges y Poblet). La planta del monasterio organiza los espacios en función de las necesidades de la comunidad. La iglesia, abierta al culto en 1225, es un ejemplo de la transición del románico al gótico. También es importante el claustro, del siglo XIV, el primero de estilo gótico de la Corona de Aragón.
 
+INFO
Apertura de la tumba de Pedro III de Aragón
http://patrimoni.gencat.cat/es/historias/apertura-de-la-tumba-de-pedro-iii-de-aragon