domingo, 14 de abril de 2024
Enalta
Revista Adiós

Varios siglos de memoria de una familia resucitan en unos legajos encontrados en una casona de León

08 de enero de 2024

Fernando Martínez, el autor, descubrió las apasionantes andanzas de multitud de personajes que de otro modo se habrían perdido para siempre.

Varios siglos de memoria de una familia resucitan en unos legajos encontrados en una casona de León

El libro 'Lo que encontré en unos papeles' de Fernando Martínez Pariente se presentó el pasado diciembre en la Casona de San Feliz de Torío (León)

Es un libro curioso y muy interesante. Cuenta la historia unos documentos que guardaba en su casa el autor, algunos con más de seis siglos de antigüedad y que llevaban arrinconados en la biblioteca casi cuarenta años. Todo comenzó siendo niño el autor, cuando fue con su familia a una vieja casa familiar que se llama El Caserío. Allí encontraron un montón de papeles abandonados y hace 14 años Fernando Martínez los empezó a estudiar.

Y empezaron las sorpresas. Tal y como contó el autor: "Nunca imaginé lo que llegaría a encontrar, y aún menos a dónde llegaría a partir de lo que encontré. Tampoco que esa labor se convertiría en el centro de mi vida durante más de una década. Descubrí a personajes que me plantearon no pocos enigmas, como si era leonés el artífice de la toma de Alhama de Granada o si utilizó el Capitán Cook mapas de un leonés durante su primer viaje alrededor del mundo".

Fernando Martínez descubrió las apasionantes andanzas de multitud de personajes (santos y pecadores, viajeros y sedentarios, potentados y peones, sabios e iletrados) que de otro modo se habrían perdido para siempre.

Aparecen piratas filipinos del siglo XIX, incursiones de los apaches en el Llano Estacado, toxicómanos de Nueva York durante la Ley Seca, el Camino de Santiago, la realeza de la Costa Azul, los vikingos de Islandia, Lope de Vega, o el sitio de Leningrado,y un sinfín de cosas más.

El libro, según contó el autor, es algo más que una recopilación de hechos, es fruto de una investigación familiar realizada durante catorce años en documentos de los antepasados de Martín Pariente, archivos parroquiales de todo el noroeste, archivos de la administración e informaciones de otros investigadores. Dice Martínez Pariente que no cree que haya muchas “investigaciones genealógicas tan exhaustivas como esta: tengo hoy unas 9.200 personas en mi árbol genealógico, pero no es solo eso, pues hay multitud de anécdotas e información histórica y de la sociedad de cada momento en España (y Nueva España) contemporánea a todas estas personas".

Así en el libro se recogen figuras conocidas de la historia, como Juan Ortega de Prado, el escalador o Diego de Prado Tovar, el navegante, y muchos prebostes de Nueva España, así como de otras muchísimas personas anónimas y "de todas ellas hay historias y anécdotas que creo que son verdaderamente la sal del libro", explicó.

En la fotografía, La Casona de San Feliz de Torío.