lunes, 15 de agosto de 2022
Funespaña
Revista Adiós

DUELO

14 de diciembre de 2020

ROBERTO VILLAR

DUELO

Los muertos queridos nos retan a duelo. Nosotros recogemos el guante. Y nos batimos duelo con él -o con ella- gustosamente. Regustosamente, si me permitís el palabro. Se trata de un duelo interminable, en el que ninguno de los dos aprieta el gatillo defi nitivo ni lanza el estoque verdaderamente mortal, el del olvido. O, si lo intenta, se cuida -me cuido- de no atinar. Disparamos ligeramente por encima de los recuerdos compartidos. Pinchamos en hueso. Están las consabidas etapas del duelo. Y también el eterno no morirse jamás que tienen algunos muertos con toda la vida por delante, y algunos vivos con toda la mortalidad saludándonos cada vez desde más cerca.