Un expedición que seguía las huella del etnógrafo y fotógrafo Guido Boggiani encontró restos humanos de lo que puede ser una necrópolis de más de dos mil años. Este último descubrimiento permitirá conocer datos claves sobre la cultura chamacoco como la alimentación, enfermedades y el tipo de organización social por el que se regían. En la imagen,, algunas de las fotografías que el explorador italiano realizó a los Chamacocos. " /> 

Investigadores italianos anuncian el hallazgo de los restos humanos más antiguos de la cultura Chamacoco de Paraguay

Publicado: domingo, 19 de abril de 2015


Un expedición que seguía las huella del etnógrafo y fotógrafo Guido Boggiani encontró restos humanos de lo que puede ser una necrópolis de más de dos mil años. Este último descubrimiento permitirá conocer datos claves sobre la cultura chamacoco como la alimentación, enfermedades y el tipo de organización social por el que se regían. En la imagen,, algunas de las fotografías que el explorador italiano realizó a los Chamacocos.

Volver Realizar comentario


En la imagen, algunas de las fotografías del explorador italiano que se pueden ver en ww.portalguarani.com.

Restos humanos hallados en una comunidad de indígenas chamacoco, en el Chaco paraguayo, tienen unos 2.000 años de edad, siendo los más antiguos encontrados hasta la fecha en esa vasta región, según el resultado de una investigación que fue presentada el jueves pasado en la Embajada de Italia en Paraguay.
Los restos óseos fueron analizados con el método carbono 14 por un laboratorio de Italia, donde llegaron tras ser descubiertos por investigadores italianos que entre 2013 y 2014 se adentraron en el área de Bahía Negra, en el departamento de Alto Paraguay (norte).
El grupo seguía los pasos del etnógrafo italiano Guido Boggiani (1861-1901) cuando dio con varios huesos humanos en la localidad de Karcha Bahlut, a unos 15 kilómetros de Bahía Negra, concretamente en un espacio que se cree que pudo ser una necrópolis, según indicó Gherardo La Francesca, coordinador de la investigación, quien dijo que los restos analizados son una pequeña parte de los que se encontrarían en ese asentamiento funerario, y estarían a uno o cinco metros bajo tierra junto a diferentes objetos y piezas. Añadió que ahora resta proseguir las investigaciones para dilucidar si pertenecen a miembros de la etnia ishir chamacoco, que siguen siendo los moradores de ese área.
El enterramiento podría estar relacionado con el mito ishir chamacoco de los Anabsoro, las divinidades sobre las que giraban los ritos religiosos de ese pueblo. "Según su leyenda, los Anabsoro les enseñaron a los ishir chamacoco técnicas avanzadas como la caza, pesca, recolección de frutos. Pero las relaciones empeoraron y los chamacoco mataron a los Anabsoro, que quedaron enterrados en el lugar", explicó La Francesca.
Los últimos hallazgos arqueológicos en el Chaco hasta la fecha eran los realizados en 1990 por la etnóloga Branislava Susnik, y son 250 años más recientes que los de Karcha Bahlut.
Este último descubrimiento permitirá conocer datos claves sobre la cultura chamacoco como la alimentación, enfermedades y el tipo de organización social por el que se regían, apuntó a Efe el antropólogo José Zanardini, del Centro de Estudios Antropológicos de la Universidad Católica (Ceaduc). "Sabemos que como sociedad estaban muy desarrollados antes de la llegada de los españoles, con unas relaciones sociales y económicas basadas en el igualitarismo y en el respeto a la naturaleza, una cosmovisión que era la columna vertebral de su cultura", dijo Zanardini. En ese sentido, comparó el hallazgo con el hecho de "prender una luz sobre ese pueblo y descubrir algo de lo que debemos aprender".
El experto recordó que el chamacoco, perteneciente a la familia lingüística zamuco, es uno de los idiomas más ricos que se hablan en Paraguay, donde hay una veintena de lenguas indígenas.
Está previsto que los restos óseos, que se encuentran en Roma, sean trasladados a Asunción para quedarse en la capital paraguaya, indicó la titular de la Secretaría Nacional de Cultura, Mabel Causarano, presente en el acto. Por su parte, la embajadora de Italia en Paraguay, Antonella Cavallari, dijo que está previsto que una expedición italiana, en cooperación con especialistas paraguayos, viaje a Karcha Bahlut para iniciar las excavaciones.
Las actividades de investigación con respecto al descubrimiento implicaron también una colaboración entre la Ceaduc y la Universidad de la Plata (Argentina). Sin embargo, La Francesca recordó que lo que acabó siendo un trabajo arqueológico, había comenzado como una expedición etnográfica en busca de las huellas de Guido Boggiani, el etnógrafo, pintor y fotógrafo que murió a manos de los indígenas chamacocos.
 
Muerte de Boggiani
 
Guido Boggiani había registrado con su cámara las tribus angaites, leguas, sanapanás, caduveos, tobas, payaguás, bororo y chamacocos. Para estos pueblos las fotos representaban un verdadero peligro, pues en ese acto se "robaba" el alma o la voluntad del sujeto, que a partir de ese momento quedaba en posesión del fotógrafo. Estas tribus, con las cuales convivía directamente, empezaron a pensar que los males y enfermedades que padecían se debían a la actividad del nuevo “brujo”. Se lo vio por última vez el 24 de octubre de 1901, junto a su peón Félix Gavilán, cuando salió desde Asunción hacia el Gran Chaco.
 
Al no tenerse noticias de él, la colectividad italiana de Asunción organizó una expedición guiada por el explorador español José Fernández Cancio, halló los restos del científico el 20 de octubre de 1904 su cadáver y el de su peón, con el cráneo destruido, los indios habían separado la cabeza, y la cámara fotográfica fue hallada enterrada.
 
Actualmente los restos de Boggiani están depositados en una tumba en el Cementerio Italiano de Asunción.
 
Más INFO
La cultura Chamacoco
http://es.wikipedia.org/wiki/Chamacoco


Fotografías que realizó el italiano Guido Boggiani.
www.portalguarani.com

 


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.