Los materiales encontrados en las excavaciones permiten clasificar Castillejo del Bonete como un lugar funerario utilizado durante la Edad del Cobre y la Edad del Bronce. Se han recuperado numerosas piezas de gran valor histórico, muchas de las cuales se hayan expuestas en el Museo de Ciudad Real. " />

El yacimiento funerario del Castillejo de Bonete de Terrinches (C. Real), declarado Bien de Interés Cultural

Publicado: miércoles, 19 de noviembre de 2014



Los materiales encontrados en las excavaciones permiten clasificar Castillejo del Bonete como un lugar funerario utilizado durante la Edad del Cobre y la Edad del Bronce. Se han recuperado numerosas piezas de gran valor histórico, muchas de las cuales se hayan expuestas en el Museo de Ciudad Real.

Volver Realizar comentario



El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicó el pasado día 12 de noviembre la Declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del yacimiento prehistórico del Castillejo de Bonete de Terrinches (Ciudad Real), la máxima figura de protección administrativa.
El alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez, ha expresado su satisfacción por la declaración de este yacimiento en el que el Ayuntamiento empezó a trabajar en 2003 a través de excavaciones arqueológicas, según ha informado en un comunicado.
"Tras más de una década de trabajo continuado, esta declaración viene a reconocer los valores tanto de este yacimiento como de un trabajo administrativo y científico bien hecho, que ha requerido mucho esfuerzo y en el que se han implicado muchas personas", ha subrayado Peláez.
El investigador principal de este proyecto, el arqueólogo Luis Benítez de Lugo, ha señalado que la dirección general de Cultura ha dotado esta campaña con 11.000 euros, que suponen un 31,37 % de la financiación del proyecto denominado 'La cámara paradolménica prehistórica de Castillejo del Bonete y el balneum romano de La Ontavia (Terrinches, Ciudad Real)'.
En Castillejo del Bonete se han recuperado numerosas piezas de gran valor histórico, muchas de las cuales se hayan expuestas en el Museo de Ciudad Real, y para 2015 se ha previsto continuar la investigación de este mundo funerario megalítico vinculado a la Cultura de las Motillas y que hasta ahora era completamente desconocido en el sur de la Meseta
Castillejo del Bonete es un conjunto monumental prehistórico, de la Edad del Bronce, con varios túmulos conectados entre sí por corredores subterráneos y en los que hay una cueva santuario subterránea.
Hace 4.000 años, los antepasados de la Cultura de las Motillas se reunían en este lugar para realizar ritos funerarios que llevaban aparejados el depósito de ofrendas y banquetes rituales. Los muertos aquí encontrados fueron enterrados y después desenterrados varias veces, con el fin de tratar sus huesos ritualmente.
La campaña de este año en Castillejo del Bonete se ha realizado en el marco de la orden para realizar proyectos de investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico de Castilla-La Mancha para el año 2014, subvencionada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.
Así describe la Asociación Profesional de Arqueología y Patrimonio en Castilla-La Mancha el lugar: “El yacimiento Castillejo del Bonete se localiza en el término municipal de Terrinches (Ciudad Real), dentro de la comarca del Campo de Montiel, a 2 km. al suroeste del núcleo urbano. Se sitúa en un cerro de escasa altura pero con un amplio control del territorio sobre los pasos naturales hacia Andalucía. Su entorno inmediato se caracteriza por un paisaje de superficies alomadas, con afloramientos calizos y abundantes recursos hídricos como el arroyo Cañada de las Fuentes que discurre a los pies del cerro.
Gracias a las investigaciones arqueológicas sabemos que en Castillejo del Bonete existe una cueva-cámara en cuyo interior se han hallado restos de seres humanos, fauna, recipientes cerámicos, hogares y depósitos de objetos valiosos. Se trata de una cueva natural retocada por sus ocupantes que cuenta con, al menos, dos rampas o galerías subterráneas descendentes. La galería de acceso es estrecha, en torno a 50 cm, y tiene 9 m de longitud. Ésta da paso a un espacio más amplio, con una planta algo irregular de 5,20 x 2 m y una altura de 1,70 m., donde se aprecia un apoyo artificial de la bóveda realizada con mampuestos calizos.
Sobre la cueva-cámara fue levantado un potente túmulo de piedras para monumentalizarla, bien visible desde una vía de paso natural (futura Vía de los Vasos de Vicarello) y vertebrado sobre fuertes muros cuyo objetivo era impedir la caída de las piedras del túmulo al interior de la cueva, así como proporcionar estabilidad al monumento.
Empotrados sobre el túmulo y adosados a éste fueron construidos varios recintos deposicionales de morfología diversa, en los que se practicaron inhumaciones, se celebraron ceremonias y se amortizaron diferentes objetos. El túmulo fue visitado reiteradamente por las comunidades prehistóricas del Calcolítico y de la Edad del Bronce, convirtiéndose en un centro religioso y social.
Los materiales encontrados en las excavaciones permiten clasificar Castillejo del Bonete como un lugar funerario utilizado durante la Edad del Cobre y la Edad del Bronce. Sobre el túmulo se han encontrado fragmentos dispersos de huesos humanos, de fauna y objetos arqueológicos diversos. Estos objetos son muestra de la complejidad y singularidad de este yacimiento del interior peninsular, situado por datación y localización geográfica dentro de la órbita de la cultura del Bronce de La Mancha. Al material cerámico -utilizado como ajuar en varias tumbas- se suma el abundante material lítico y metálico, piezas de marfil y variscita. La presencia de útiles fragmentados y desgastados por el uso parecen estar indicando que Castillejo del Bonete no fue sólo un depósito funerario de carácter estático, sino un lugar complejo dotado de una fuerte carga simbólica en el cual fueron celebrados rituales que ahora empiezan a ser desvelados.
El túmulo se comunica con un segundo túmulo mediante un largo corredor megalítico sinuoso de más de veinte metros de longitud. En la zona próxima a los túmulos documentados existen varias manchas aisladas con material arqueológico que indican la posibilidad de que exista algún área de hábitat asociada, así como otros túmulos”.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.