Un panteón del cementerio de Pamplona acogerá restos de víctimas de la Guerra Civil y del franquismo hallados en fosas comunes

Publicado: sábado, 15 de noviembre de 2014

El panteón que se ha construido es propiedad del Ayuntamiento de Pamplona y cuenta con capacidad para 60 restos. Está realizado en hormigón armado y revestido con piedra maciza de granito negro. 

Volver Realizar comentario

Los restos de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo encontrados en fosas comunes de Navarra y que no han sido reclamados por sus familiares serán enterrados en un panteón del cementerio de Pamplona. Así se desprende del convenio de colaboración firmado el pasado jueves entre el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya. Con este acuerdo, que tiene un carácter indefinido, dan cumplimiento a una de las acciones previstas en la Ley Foral 33/2013 de reconocimiento y reparación moral de los ciudadanos asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936.
Al acto, celebrado en el Palacio de Navarra, asistieron también el director general de Presidencia y Justicia, José Luis Ruiz, y la secretaria de la comisión técnica de coordinación en materia de memoria histórica, Pilar Goñi, según informa el Gobierno foral. En opinión de Morrás, éste es un acto de "justicia, reparación, reconocimiento y dignidad" respecto a una realidad que ha encontrado "obstáculos para su normalización". Con esta actuación "se van cerrando capítulos que no estaban lo suficientemente cerrados en la historia de la Comunidad Foral", ha añadido el consejero, quien ha anunciado próximas actuaciones en materia de memoria histórica como la colocación de una placa de reconocimiento a los funcionarios de la Administración asesinados en este periodo. Por su parte, el alcalde ha explicado los términos del convenio y ha destacado su carácter indefinido porque "mientras haya restos por inhumar, tenemos que darles el destino que merecen". Maya también ha destacado que con este acuerdo se concede un reconocimiento a unas "víctimas que nunca debieron existir".
Según el convenio firmado, el Gobierno de Navarra pondrá a disposición del Ayuntamiento de Pamplona los restos humanos procedentes de las exhumaciones de fosas comunes que no hayan podido ser identificados ni reclamados por sus familiares. Asimismo, facilitará junto con los restos toda la información relevante sobre ellos, es decir, las características del lugar de donde proceden, los datos científicos y las circunstancias conocidas de su muerte.
Por su parte, el Ayuntamiento de Pamplona dará sepultura a los restos de manera individual y garantizando una identificación que permita su localización posterior, en caso de que fuera necesario. En cuanto a los costes, el Gobierno de Navarra asumirá el de los traslados de los restos hasta el cementerio pamplonés y el ayuntamiento el del enterramiento, que será realizado con personal municipal. Cualquier gasto que pudiera surgir de forma extraordinaria será asumido por el Ejecutivo foral. Respecto al panteón han precisado que se ha construido para esta finalidad y es propiedad del Ayuntamiento de Pamplona. Cuenta con capacidad para 60 restos y está realizado en hormigón armado y revestido con piedra maciza de granito negro. En él se recoge una mención a las personas asesinadas en Navarra durante la Guerra Civil y el franquismo y que han sido recuperadas de fosas comunes. Enfrente se encuentra un monolito de piedra en color silvestre gris con unas dimensiones aproximadas de 2,60 metros de longitud, 0,50 metros de anchura y 2,80 metros de altura. Tanto el panteón como el monolito están rodeado de una zona ajardinada.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.