La cultura Chinchorro, con más de ocho mil años de antigüedad habitó Atacama, una de las zonas más desérticas del planeta. Allí se ha localizado ya unos 12.000 cuerpos en un estado de conservación bastante bueno. " /> 

Chile quiere que las momias Chinchorro de Atacama sean Patrimonio de la Humanidad

Publicado: lunes, 13 de octubre de 2014


La cultura Chinchorro, con más de ocho mil años de antigüedad habitó Atacama, una de las zonas más desérticas del planeta. Allí se ha localizado ya unos 12.000 cuerpos en un estado de conservación bastante bueno.

Volver Realizar comentario


 
La cultura Chinchorro (norte de Chile) es una de las más antiguas del planeta y es conocida por su original manera que tenía de enterrar a sus muertos. Sus momias son muy conocidas entre los expertos y, poco a poco, entre el gran público. Y esto es lo que el Gobierno chileno quiere que se convierta ahora en patrimonio de la Humanidad.
La cultura Chinchorro, con más de ocho mil años de antigüedad habitó Atacama, una de las zonas más desérticas del planeta. Allí se ha localizado ya unos 12.000 cuerpos en un estado de conservación bastante bueno. Se sabe que fueron cazadores y recolectores y que desarrollaron una sofisticada forma de vida y una simbólica manera de trascender entre la vida y la muerte.
Inventaron y desarrollaron un complejo proceso que empezaba con la desmembración del cadáver, la extracción de los órganos, músculos y huesos y la substitución de éstos por vegetales, trozos de cuero y madera. De esa manera, se logró la creación de unas "momias artificiales" con unas cualidades esculturales y artísticas que reflejan el "vital rol de los muertos en la sociedad humana" y la "innovación y virtuosismo" de las técnicas de esta primitiva comunidad americana, explican los expertos.
La exitosa adaptación de este pueblo andino a la extrema geografía y el aprovechamiento de los recursos costeros es otra de las piedras angulares de esta civilización y uno de los motivos por los cuales el yacimiento de Chinchorro está nominado a Patrimonio de la Humanidad.
"Los chinchorros -apuntan los especialistas- muestran ejemplos de herramientas especializadas para la explotación de los recursos marinos, en una de las zonas costeras desérticas más hostiles del mundo". Su intensa relación con el mar se manifiesta gracias al gran amontonamiento de conchas de moluscos marinos descubiertos en la zona.
Otro de los motivos esenciales de su nominación es la "excepcional preservación de los yacimientos y el paisaje" además de la conservación de restos orgánicos y culturales, lo que proporciona una exhaustiva información del desarrollo de las primeras sociedades de cazadores y recolectores en la zona andina.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.