En la cueva Intimachay (Cueva del Sol, en quechua), donde Cecilio López quedó herido a 400 metros de profundidad, se hallaron fragmentos cerámicos y restos funerarios, en su mayoría de niños. En la foto del grupo Espeleokandil, una parte de la noza explorada. " />

La cueva de la que han rescatado al espeleólogo Cecilio López Tercero es una importante zona funeraria Chachapoya

Publicado: domingo, 05 de octubre de 2014


En la cueva Intimachay (Cueva del Sol, en quechua), donde Cecilio López quedó herido a 400 metros de profundidad, se hallaron fragmentos cerámicos y restos funerarios, en su mayoría de niños. En la foto del grupo Espeleokandil, una parte de la noza explorada.

Volver Realizar comentario


 

Las cuevas del norte de Perú, donde el espeleólogo español Cecilio López Tercero estuvo doce días herido, contienen entierros de la cultura preinca de los Chachapoyas, y también peces ciegos y aves cavernícolas endémicas de Sudamérica, contaron a Efe sus exploradores.
El grupo Espeleokandil, donde colabora López Tercero, investiga desde 2003 las cuevas de Leymebamba, en la región selvática de Amazonas, un área de difícil acceso, cuyos ríos subterráneos y cavidades fueron santuario funerario de los Chachapoyas, que habitaron el norte de Perú entre los años 800 y 1470.
En la cueva Intimachay (Cueva del Sol, en quechua), donde Cecilio López quedó herido a 400 metros de profundidad, se hallaron fragmentos cerámicos y restos funerarios, en su mayoría de niños, lo que llamó la atención de los exploradores, comentó el espeleólogo Javier Farje, propietario del fundo de la cueva.
Los restos arqueológicos recuperados se trasladan al museo de Leymebamba, gestionado por el Centro Mallqui, cuya investigadora, Sonia Guillén, explicó que la cueva de Intimachay es una de las más difíciles de investigar y que los expertos no terminan de cartografiarla. "Hemos pasado muchas horas intentando comprender lo que hay en las cuevas. Son trabajos difíciles y no creo que hayamos tocado la punta del iceberg" de lo que se conoce sobre los chachapoyas, anunció.
La investigadora lamentó que la conservación de los restos arqueológicos sea "desastrosa" por la alta humedad del interior de las cavidades y por la acción de los huaqueros (saqueadores).
Como ejemplo puso el hallazgo en la cueva de San Carlos de los antecedentes de los famosos sarcófagos de los Chachapoyas, figuras cónicas de cabeza prominente ubicadas en resquicios de paredes de roca y que, en su interior, albergan las momias de personajes nobles. "Sin embargo, cuando regresamos con los conservadores, las evidencias habían sido destruidas", reveló Guillén, cuya institución alberga las momias halladas en la Laguna de los Condores.
Entre los vestigios arqueológicos de las cuevas también hay formas de vida que llaman la atención de los biólogos, como sucede con un peculiar pez ciego de color blanco que vive en los remansos de agua de los ríos subterráneos.
En la foto del grupo Espeleokandil, una parte de la noza explorada.
 
Más Info
http://es.wikipedia.org/wiki/Cultura_chachapoyas

 
Más Info
http://www.revistaadios.es/amplia/607/drones-arqueologos-Peru.html


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.