Grecia anuncia el descubrimiento de un importante templo funerario en Macedonia

Publicado: jueves, 14 de agosto de 2014

El monumento, situado en la antigua ciudad de Anfípolis, es un montículo de 30 metros de alto de entre el 325 y el 300 a.C., que está rodeado por un muro circular de 497 metros, construido con mármol de Tasos, y coronado por la estatua de un león.

Volver Realizar comentario

Un grupo de arqueólogos ha descubierto en la región de Macedonia, en el norte de Grecia, una tumba antigua en muy buen estado de conservación, que data de la época en que murió Alejandro Magno, aunque aún se desconoce quién está enterrado en su interior.
"Estamos muy contentos porque vamos a poder acceder al interior del recinto. Estamos frente a una tumba increíble", declaró la arqueóloga Katerina Peristeri, al frente de los trabajos de excavación.
El monumento, situado en la antigua ciudad de Anfípolis, es un montículo de 30 metros de alto de entre el 325 y el 300 a.C., que está rodeado por un muro circular de 497 metros, construido con mármol de Tasos, y coronado por la estatua de un león. Para acceder a la entrada del templo funerario hay un camino de 4,5 metros de ancho custodiado por las estatuas de dos esfinges de dos metros de altura.
Por el momento se desconoce la identidad de la persona enterrada en su interior, ya que, como explicó Peristeri, no se sabe la fecha exacta en que los científicos podrán acceder al interior del recinto. Sin embargo, la prensa local apunta a que los primeros trabajos podrían acabar a finales de mes.
Peristeri consideró que los restos de la tumba y sus diferentes capas pueden aportar nuevos datos a los investigadores que, por el momento, se inclinan hacia la opción de una tumba masculina. La razón es que la figura del león, conocida como el León de Anfípolis, está situada en la cima del montículo, y este detalle era propio de las tumbas destinadas a los hombres.
Aunque la arqueóloga se muestra cauta a la hora de asegurar la posible identidad de su ocupante, se ha especulado con que podría ser la tumba de Alejandro Magno, que murió en el 323 a.C. en Babilonia (Irak), después enterrado en Egipto y en la actualidad se desconoce dónde descansan sus restos.
También se ha hablado de que podría ser el lugar de descanso de Roxanne, la esposa de Alejandro Magno, o de Alejandro IV, su hijo, ya que tras la muerte del rey, ambos fueron desterrados a Anfípolis y asesinados allí. Una tercera posibilidad es que se trate de algún general del ejército del monarca macedonio.
El primer ministro griego, Andonis Samarás, visitó esta semana el yacimiento arqueológico, junto con su esposa y el ministro de Cutlura, Konstantinos Tasula, y calificó el hallazgo de "extremadamente importante", al tiempo que felicitó al equipo de expertos que trabaja en él.
Los trabajos en este yacimiento, que empezaron en 2012, se suspenderán unos días con motivo de la festividad nacional del 15 de agosto y está previsto que se reanuden el lunes.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.