Puesto en valor el complejo arqueológico del Serapeum, ubicado en la ribera occidental del Nilo, un gran complejo funerario (en la foto) que comprende pasillos de 170 metros de largo y que fue cerrado en 2002 para ser sometido a trabajos de reparación aprobados dos años después.
El cementerio municipal de Santo Domingo Fue clausurado en 1965 y declarado Patrimonio Histórico en 1987. Aquí descansan poetas, escritores, historiadores, pintores y héroes de la "Revolución de Abril" de 1965 que enfrentó a insurgentes dominicanos y marines norteamericanos, y dejó miles de muertos. " />

Egipto y República Dominicana amplían su oferta de turismo funerario

Publicado: domingo, 23 de septiembre de 2012




Puesto en valor el complejo arqueológico del Serapeum, ubicado en la ribera occidental del Nilo, un gran complejo funerario (en la foto) que comprende pasillos de 170 metros de largo y que fue cerrado en 2002 para ser sometido a trabajos de reparación aprobados dos años después.
El cementerio municipal de Santo Domingo Fue clausurado en 1965 y declarado Patrimonio Histórico en 1987. Aquí descansan poetas, escritores, historiadores, pintores y héroes de la "Revolución de Abril" de 1965 que enfrentó a insurgentes dominicanos y marines norteamericanos, y dejó miles de muertos.

Volver Realizar comentario


 
Las tumbas en las que eran sepultadas las momias de los toros sagrados, que representaban al dios Apis en la tierra de los faraones egipcios, volvieron a abrirse para el turismo y los investigadores el pasado jueves, 20 de septiembre, después de un proceso de restauración de diez años.
En el complejo arqueológico del Serapeum, ubicado en la ribera occidental del Nilo, cerca de la pirámide de Saqara y a unos 25 kilómetros al suroeste de El Cairo, se exhiben enormes sarcófagos de granito. Se trata de enormes piezas de color negro, cada uno de los cuales pesa unas 65 toneladas y mide ocho metros de largo y cuatro de ancho.
Muchos de estos sarcófagos están cerrados con losas de la misma piedra, mientras que los suelos originales se pueden entrever por debajo de los pasillos que combinan suelos de madera con espacios de cristal iluminados. Sin embargo en el recinto no se puede ver ninguna de las momias de los toros sagrados que albergaban las tumbas.
El Serapeum es una de las nuevas atracciones para los amantes de la arqueología: un gran complejo funerario que comprende pasillos de 170 metros de largo y que fue cerrado en 2002 para ser sometido a trabajos de reparación aprobados dos años después.
La reapertura del Serapeum es la primera de una serie de inauguraciones de otros yacimientos arqueológicos que podrán visitar los turistas.
En el sitio, descubierto en 1850 por el arqueólogo francés Auguste Mariette, se enterraban las momias de toros que representaban a Apis, el dios de la fertilidad, cuya veneración comenzó en el siglo VII a.C. y se extendió hasta el periodo grecorromano durante más de catorce siglos.
El culto del toro Apis estuvo ligado al de Ptah, el dios principal de Menfis, la antigua capital de Egipto que tuvo gran importancia estratégica, histórica y religiosa durante la época faraónica y cuya área alberga también las conocidas pirámides de Guiza. Considerado un animal sagrado y adorado en vida, Apis era enterrado a su muerte en el Serapeum con todos los honores y luego se elegía a uno nuevo. Además de ser un complejo funerario, el Serapeum comprendía edificios destinados a los sacerdotes, albergues para los peregrinos y un santuario dedicado a Anubis, el dios con cabeza de chacal considerado protector de los muertos.
 
Santo Domingo
 
El histórico Cementerio Municipal de la Avenida Independencia de Santo Domingo será sometido a un proceso de remozamiento que permitirá a los turistas que visitan esta ciudad pasearse entre las tumbas de escritores, poetas y héroes de guerras independentistas del país caribeño, según una información difundida a través de la agencia Efe.
El cementerio, inaugurado el 29 de agosto de 1824 y ubicado en el sector Ciudad Nueva, alberga panteones con llamativas esculturas en mármol blanco y que, según los historiadores, datan de los siglos XIX y XX y son originarias de Italia. Fue clausurado en 1965 y declarado Patrimonio Histórico en 1987. Aquí descansan poetas, escritores, historiadores, pintores y héroes de la "Revolución de Abril" de 1965 que enfrentó a insurgentes dominicanos y marines norteamericanos, y dejó miles de muertos.
También fue morada del patriota y educador puertorriqueño Eugenio María de Hostos o de los creadores del himno nacional, José Reyes y Emilio Prud'Homme, restos que hoy descansan en el Panteón Nacional, ubicado en la Ciudad Colonial de Santo Domingo.
Además yacen en el lugar, en una fosa común, las víctimas del huracán San Zenón que devastó la nación caribeña en 1930.
Así, las autoridades del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) trabajan en un plan para rescatar la imagen de la necrópolis hasta convertirla en un atractivo turístico. El proyecto consiste en un levantamiento patrimonial histórico del cementerio, construido durante la ocupación de Haití entre 1822 y 1844, y está dirigido por la arquitecta Diana Martínez, quien, sin embargo, no quiere por el momento desvelar a la prensa mayores detalles.
El Cementerio de la Avenida Independencia, primero llamado Cementerio Municipal y posteriormente Cosmopolita, tiene una extensión de 16.000 metros cuadrados y 1.433 tumbas. La construcción de este camposanto se hizo para solucionar un problema de la época, cuando los fallecidos eran enterrados en las iglesias, que disponían de poco espacio, y el clero solo permitía la sepultura de los seguidores del catolicismo en perjuicio de los judíos y los de otras religiones.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.