El cementerio alberga hasta ahora los restos de 6.241 personas, cuyos cadáveres han sido exhumados de diferentes fosas comunes y cuya identidad ha sido establecida por el análisis de ADN. " /> 

Otras 175 víctimas de la matanza de Srebrenica reciben sepultura y homenaje en el centro memorial de Potocari

Publicado: viernes, 11 de julio de 2014


El cementerio alberga hasta ahora los restos de 6.241 personas, cuyos cadáveres han sido exhumados de diferentes fosas comunes y cuya identidad ha sido establecida por el análisis de ADN.

Volver Realizar comentario

 
Otras 175 víctimas identificadas de la matanza de musulmanes en Srebrenica recibieron sepultura hoy, con ocasión de la conmemoración del 19 aniversario del mayor crimen en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.
Más de 20.000 personas de toda Bosnia acudieron al centro memorial de Potocari, en las inmediaciones de Srebrenica, para rendir homenaje a las víctimas.
Unos 8.000 varones musulmanes fueron asesinados tras la conquista de Srebrenica por las tropas serbobosnias, al mando del general Ratko Mladic, que tuvo lugar pocos meses antes del fin de la guerra civil bosnia (1992-1995).
La ceremonia de sepultura colectiva tuvo lugar en el cementerio del monumento de Potocari de acuerdo al rito islámico, oficiado por Husein Kavazovic, jerarca de la comunidad musulmana en Bosnia.
Entre los enterrados hoy está un niño que tenía 14 años cuando fue asesinado, otros catorce menores de edad, y un anciano que tenía 79 años cuando las tropas serbobosnias asaltaron Srebrenica, entonces zona protegida por los cascos azules holandeses de la ONU.
Durante la ceremonia se han leído los nombres de las 175 personas que hoy recibieron sepultura. Dzenan Delic se despidió hoy de tres hermanos, cuyos restos mortales fueron hallados en diferentes fosas. "Es el día más triste. Me despido de parte de mí mismo", dijo Delic en declaraciones a la emisoras locales.
El cementerio alberga hasta ahora los restos de 6.241 personas, cuyos cadáveres han sido exhumados de diferentes fosas comunes y cuya identidad ha sido establecida por el análisis de ADN.
Asistieron a la conmemoración el alto representante de la comunidad internacional en Bosnia-Herzegovina, Valentin Inzco, políticos, diplomáticos y representantes de organizaciones no gubernamentales.
"No podemos olvidar ni cambiar el pasado. Este debe ser una advertencia para la actualidad y el futuro. Miles de inocentes fueron víctimas sólo porque eran leales a su patria, cultura, fe y costumbres", dijo el alcalde de Srebrenica, Camil Durakovic.
Indicó que "por la perspectiva de las venideras generaciones, cada mal debe ser un mensaje" de que el futuro debe edificarse en paz y cooperación con otros.
Unas 7.100 víctimas de la matanza de Srebrenica han sido encontradas hasta ahora, según el instituto bosnio de personas desaparecidas, y se sigue buscando a otras mil más.
El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) ha condenado a varias personas por la matanza de Srebrenica, entre ellas el general Radislav Krstic.
Quienes fueron los líderes militar y político serbobosnios en el momento de la matanza, Mladic y Radovan Karadzic, respectivamente, están siendo procesados por el TPIY también por la acusación de genocidio.
El 11 de julio ha sido declarado día de duelo en la Federación de Bosnia-Herzegovina, ente común de musulmanes y croatas, que junto con la llamada República Serbia integra el estado balcánico.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.