La Justicia rechazó el recurso interpuesto por los descendientes del monarca, cuya intención era trasladar los restos de Ricardo III a York (norte de Inglaterra). Esa ciudad del norte de Inglaterra aspiraba a recibir los restos del rey pues fue el último monarca de la dinastía de York. " /> 

Leicester gana a York y se queda con los restos del rey Ricardo III

Publicado: domingo, 25 de mayo de 2014


La Justicia rechazó el recurso interpuesto por los descendientes del monarca, cuya intención era trasladar los restos de Ricardo III a York (norte de Inglaterra). Esa ciudad del norte de Inglaterra aspiraba a recibir los restos del rey pues fue el último monarca de la dinastía de York.

Volver Realizar comentario


 

Los descendientes del rey Ricardo III (1452-1485), cuyos restos fueron hallados en Leicester (norte de Inglaterra) en 2012, perdieron hoy un recurso legal acerca de una disputa sobre el lugar donde el monarca debe estar enterrado.
En una vista en el Tribunal Superior de Londres, tres jueces fallaron el pasado viernes a favor del titular británico de Justicia, Chris Grayling, y la Universidad de Leicester, partidarios de que los restos del rey descansen para siempre en la catedral de esa ciudad, donde los restos fueron encontrados tras 500 años de búsqueda. De esta manera, la Justicia rechazó el recurso interpuesto por los descendientes del monarca, cuya intención era trasladar los restos de Ricardo III a York (norte de Inglaterra). Esa ciudad del norte de Inglaterra aspiraba a recibir los restos del rey pues fue el último monarca de la dinastía de York.
Los restos se hallaron bajo un aparcamiento de Leicester en el que en aquella época se encontraba una iglesia que las reseñas históricas señalaban como la tumba del soberano, quien murió en la batalla de Bosworth Field en 1485, durante la Guerra de las Dos Rosas.
En la audiencia del viernes, los magistrados determinaron que los restos deberían continuar en Leicester y consideraron que "ha llegado el momento de que al rey Ricardo III se le dé un nuevo enterramiento digno, y de que finalmente descanse".
"Desde la exhumación de Ricardo III el 5 de septiembre de 2012, se han avivado las pasiones y se ha vertido mucha tinta", afirmaron los magistrados al anunciar su veredicto, según informa Efe. Para llegar a esta conclusión, agregaron que "los asuntos relativos a su vida y su muerte y a su lugar de enterramiento han sido examinados y debatidos con profundidad".
Entre sus argumentos, los tres jueces explicaron que la catedral de Leicester ha realizado "esfuerzos considerables y ha invertido mucho para crear un lugar duradero de enterramiento". Después de que el 7 de febrero de 2013 el ministerio británico de Justicia determinase que los restos del soberano inglés descansaran definitivamente en la catedral de Leicester, el pasado 16 de agosto, un juez británico autorizó que esa decisión fuera revisada a petición de los familiares lejanos. El dictamen de ahora zanja una larga disputa legal entre el citado ministerio británico y la "Plantagenet Alliance", la asociación de descendientes del soberano que interpuso el recurso.
Ricardo III murió en la Guerra de las Dos Rosas (1455-1485) entre partidarios de la Casa de Lancaster y de la de York, y su muerte a los 32 años condujo al comienzo de la dinastía Tudor.
El monarca, también conocido como duque de Gloucester y último rey de la Casa de York, es un personaje legendario, fuente de inspiración de la literatura inglesa, que lo ha retratado como un hombre jorobado, ambicioso, cruel y sin escrúpulos.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.