Noticias

sábado, 24 de mayo de 2014

El ciclo de la vida. Naturaleza y cine para niños. Las ideas que Joaquín Araujo y Yolanda Cruz mostraron en el acto cultural de Funespaña en Tortosa

Volver  Realizar comentario
Tamaño de Letra+- Imprimir

 

Vida y muerte en la Naturaleza o de la continuidad de la vida
Joaquín Araujo. Naturalista, poeta y periodista.
 
Abastecerse a sí misma es la primera destreza de la VIDA. De ninguna otra forma hubiera resultado posible su largo paso por el tiempo. Más de 3.500 millones de años desafiando a toda suerte de amenazas y catástrofes cósmicas, a grandes erupciones y a la lenta catástrofe de los cambios climáticos.
Veteranía, pues, a la que se sumó y suma una creatividad a raudales. Porque la VIDA también consiste en no dejar de innovar. Por eso alcanza a enraizarse en infinitas formas, a perdurar en incontables ámbitos, incluso los más aberrantes y contradictorios. La VIDA incluso se atrevió a poner sobre el tapete de su historia a un testigo consciente de su existencia: nosotros. Pero la condición humana es también conocer su propia fugacidad, su inexorable desaparición individual.
La aparentemente desigual contienda entre la leve fragilidad de lo palpitante y la fortaleza del tiempo destructor no se salda con victoria alguna de la muerte. Dos escenarios destacan en el prodigioso logro de la continuidad. Por un lado en la capacidad de volver a empezar incesantemente.  Logro debido a la creación de una herencia hereditaria que transmite hacia el futuro la vivacidad del pasado. No consentir el desgaste o el agotamiento es la segunda destreza que burla al tiempo. Lo primero se consigue a través de los genes y su habilidad para seguir, mediante la reproducción, a través de los individuos que los acarrean. Lo segundo implica a la mayor parte de los elementos esenciales, al entorno, al cosmos  y al mismo tiempo. Nos estamos refiriendo a los ciclos. A esa incesante reutilización, por parte de la vida, del oxígeno y el nitrógeno, del agua y del fósforo, del calcio y del azufre. Pero no menos al paso de las estaciones climáticas con sus imprescindibles tareas escalonadas a lo largo del año.
La capacidad de renovación de la VIDA es infinita como lo es también la de los componentes de nuestro propio cuerpo que se renueva, casi por completo, casi todos los años. Es decir que el 98 % de las células que lo componen son completamente nuevas cada calendario. La muerte en la Naturaleza es tan parte de la vida como el agua o el paisaje.
Por uno y otro motivo, a los que cabe añadir muchísimos más, podemos estar seguros de algo que se nos quiere olvidar: Todos llevamos puesta en nuestra individualidad los ciclos y procesos de renovación de la vida. Todos repetimos a lo largo de nuestra vida la historia entera de la misma VIDA. Todos portamos el futuro de nuestros descendientes.
Enterramos cuerpos, jamás a la vivacidad que animó, anima y animará a este planeta.
Gracias y que la VIDA os atalante.

 

El experimento con niños y un cortometraje sobre el ciclo de la vida
Yolanda Cruz, cineasta, periodista y directora de “Visualízame”.
 
La sustitución del valor comunicativo de la palabra por el de la imagen ha dado lugar a que las últimas generaciones crezcan y se desarrollen apoyadas en las imágenes. Al ser consumidores de la ingente en imperante comunicación audiovisual, adquieren una capacidad de comprensión del lenguaje de la imagen, de modo inconsciente, a la par que aprenden su lengua materna.
Rodeados de la tecnología que expande y, a la vez, apoya la sociedad de la información, el poder de la imagen ha ido fortaleciéndose hasta ser el artífice y la fuente de la educación sentimental del individuo inmerso en dicha sociedad comunicativa, repitiéndose así el fenómeno social y cultural que dio lugar a que en el siglo XIX, ese papel de educador sentimental lo asumiera la novela.
Para demostrar dicha comprensión del lenguaje cinematográfico, un lenguaje  internacional y comprensible para todos, así como el valor de este arte creativo para transmitir valores, conocimiento y conceptos, con la Fundación Inquietarte y el festival que organiza y dirijo, Visualízame, Audiovisual & Mujer, hemos desarrollado, junto a Linda.Gosse, representante de fundación Inquietarte en Holanda, una actividad lúdico-educativa.con niños y niñas de entre 8 y 9 años (alumnado del colegio De Elzenhof de Hardenberg, Holanda).
La actividad consistió en la proyección del corto de animación O'Xigante, de Luis Da Matta, y en la propuesta de una serie de cuestiones y actividades, diseñadas para comprobar la comprensión argumental del cortometraje, la muerte de los progenitores como parte del proceso del ciclo de la vida, y conocer tanto la reacción emocional que la propuesta audiovisual provocaba en el público infantil como cuáles eran los elementos propios del lenguaje cinematográfico que más había comprendido.
Ahora elaboramos un artículo con el desarrollo de la actividad y conclusiones de la misma, que incluye el análisis de los dibujos elaborados por los niños y niñas tras la proyección, así como las respuestas al cuestionario que debían completar. Lo publicaremos en Adiós Cultural y para muchos, será una sorpresa el resultado del experimento.
Joaquín Araujo y Yolanda Cruz fueron presentados por el subdirector general de Funespaña, José Vicente Aparicio (a la izquierda en la foto), que defendió la necesidad de este tipo de actividades en el sector funerario. Este acto cultural se enmarcó en la celebración de la inauguración por parte de Servicios Funerarios Domingo (Grupo Funespaña) del nuevo tanatorio de la ciudad de Tortosa (Tarragona).

Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO 128

08 de enero de 2018

REVISTA NÚMERO 127

11 de noviembre de 2017

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017

REVISTA NÚMERO 123

20 de marzo de 2017