El mausoleo del cantante es uno de los más importantes reclamos turísticos de la isla caribeña desde el fallecimiento de Marley en el año 1981 que se ha convertido en un lugar de perigrinaje para sus millones de fans y para los seguidores del movimiento rastafari. Sus restos están enterrados junto a su guitarra Gibson Les Paul. " /> 

El atractivo turístico de Jamaica pasa por la tumba de Bob Marley

Publicado: martes, 06 de mayo de 2014


El mausoleo del cantante es uno de los más importantes reclamos turísticos de la isla caribeña desde el fallecimiento de Marley en el año 1981 que se ha convertido en un lugar de perigrinaje para sus millones de fans y para los seguidores del movimiento rastafari. Sus restos están enterrados junto a su guitarra Gibson Les Paul.

Volver Realizar comentario



 
Robert Nesta Marley, más conocido como Bob Marley, falleció el 11 de mayo de 1981 en Miami (EEUU) y en estos 33 años su música y mensaje le han convertido en uno de los músicos más carismáticos y, para muchos, en la primera superestrella del Tercer Mundo. Tanto es así, que durante toda esta semana, se produce una gran romería de seguidores, amantes de la música, rastafaris y curiosos, hasta su tumba situada en su aldea natal, Nine Mile (Jamaica).
Desde Ocho Ríos salen los autobuses y vehículos todoterreno que viajando hacia el norte muestran la vida de la isla en un recorrido de una hora y media hasta una de las tumbas más visitadas del mundo.
La visita comienza tras pasar bajo una imagen del músico, con la leyenda One love, se inicia un recorrido guiado que incluye varias actuaciones de música reggae, la visita por la colección de objetos personales y artísticos de Marley y la entrada a su tumba, donde el respeto obliga a descalzarse. El lugar representa uno de los más importantes reclamos turísticos de la isla caribeña desde el fallecimiento de Marley en el año 1981. Sus restos están enterrados junto a su guitarra Gibson Les Paul en un mausoleo que se ha convertido en un lugar de perigrinaje para sus millones de fans y para los seguidores del movimiento rastafari.
El 11 de mayo de 1981 el cáncer convirtió en mito al hombre que desplegó por el mundo la música autóctona del Caribe y la convirtió en símbolo de rebeldía e identidad; tal vez por eso en estos días las calles del poblado tienen un ritmo peculiar.
Nine Mile fue en otros tiempos un caserío desconocido que ahora tiene y vende todo lo que tenga que ver con Marley, incluso supuestas reliquias suyas.
Según publicaba  el portal prensalatina.cu, “el recorrido completo de los organizados comienza en la casa donde nació Marley, pasan por el monte Zion Rock, donde el cantante solía meditar, siguen hasta un lugar llamado The Pillow (el mismo de la canción Talking Blues) y terminan en el mausoleo, mientras cantan algún tema conocido o besan la losa. Cuando llegan al monumento fúnebre, cubierto por un tapiz bordado por etíopes, los peregrinos se descalzan, hacen silencio y después, entre susurros, cualquier conocedor identifica la letra de No woman, no cry o de Redemption Song. Antes de partir, muchos dejan piedritas o papeles con deseos sobre la bóveda, otros colocan sus collares y muchos realizan ritos de veneración, que incluyen meditaciones y, por supuesto, humadas de marihuana, conocida aquí como ganja. Familiares de Marley viven todavía en este lugar, unos lejanos y otros más próximos, como primos, tíos, alguna de su veintena de esposas o de sus 14 hijos, quienes controlan los negocios locales. Los precios se dispararon en los últimos tiempos y una foto del músico puede volverse varios dólares”.
Marley nació el 6 de febrero de 1945 en Nine Mile, una pequeña localidad en el norte de Jamaica, en el seno de una familia pobre y rota. Su padre, Norman Marley, era un capitán del Ejército británico que se desentendió de su hijo Bob. A finales de la década de 1950, Bob Marley y su madre se instalaron en Trench Town, un mísero barrio de la capital jamaicana, Kingston, donde entró en contacto con la música. En 1963 grabó su primera canción, "Judge Not", influida por la música de Ray Charles, Fats Domino o Curtis Mayfield; y formó su primer grupo, los "Wailin Wailers", junto con Bunny Wailer y Peter Tosh. Con ellos grabó poco después "Simmer Down", una llamada a la paz y en contra de las bandas callejeras que asolaban Kingston. La canción alcanzó el número uno y marcará la línea que le llevará a ser la voz del "ghetto".
En 1966 se casó con Rita Anderson y ambos se trasladaron a Estados Unidos al lado de su madre, que se había afincado allí tras casarse de nuevo. Cuando Marley regresó a Jamaica, el culto a la religión "rastafari" se había disparado tras una visita del entonces Emperador de Etiopía, Haile Selassie, considerado como "Dios en la Tierra" por los "rastas". A partir de entonces, esta religión, un sincretismo de profecías bíblicas, filosofía naturista y nacionalismo negro que utiliza la marihuana para su liturgia tendrá una gran influencia en su obra artística.
También por esa "espiritualidad" que emanaba de sus canciones, su banda tuvo numerosos problemas para encontrar representante, lo que les restó proyección inicialmente.
 principios de la década de 1970, los primigenios "The Wailers" se aliaron con el productor Lee Perry, que revolucionó su trabajo.
 En 1972 publicaron su primer álbum, "Catch a Fire"', que tuvo gran éxito, y con el que realizaron una pequeña gira por Estados Unidos y el Reino Unido.
 Un año después salió a la luz su nuevo trabajo, "Burnin'", que fue superventas e incluyó alguno de los grandes temas de la banda, como "Get up, stand up" y "I shot the sheriff", luego convertida en "número uno" por el guitarrista y cantante británico Eric Clapton.
 Dos de los músico de "The Wailers", Bunny y Tosh, dejaron el grupo en 1975 para dedicarse a su carrera en solitario y fueron sustituidos por la mujer de Bob, Marcia Griffiths, y por Judy Mowatt. La recomposición trajo consigo un nuevo nombre para la banda: "Bob Marley and The Wailers".
 Su primer LP será "Natty Dread" (1975), que incluye las afamadas "No woman no cry" o "Revolution". Ese año también publicaron un directo, "Live", muy al estilo de la época.
 "Rastaman Vibrations" (1976) fue ya superventas y alcanzó los primeros puestos de las listas norteamericanas. Este trabajo es uno de los más claros exponente de las creencias de Bob Marley, donde amor y crítica social confluyen con revolución espiritual y política. En él se hallaba la célebre "War".
 Ese año, Marley trasladó su residencia a Miami tras resultar herido de bala en Kingston poco antes de ofrecer un concierto por la reconciliación.
 Desde Estados Unidos, Marley se convertirá en una estrella internacional merced a discos como "Exodus" (1977).
 "Kaya" (1978), un trabajo con numerosas canciones de amor; "Babylon By Bus" (1978), con uno de los directos más potentes hasta el momento; y "Survival" (1979), con temas como el himno a "Zimbawe", incrementaron su fama.
 En 1980 publicó "Uprising", cuyo éxito fue arrollador y propició una gran gira que batió en Europa todos los récord de asistencia.
Al finalizar la gira, Marley enfermó de cáncer y el 11 de mayo de 1981 falleció a los 36 años en un hospital de Miami. Su cuerpo fue trasladado a su localidad natal, Nine Mile, donde descansa en un mausoleo. A su funeral acudieron numerosas personalidades además de miles de personas. En 1983 apareció su disco póstumo "Confrontation", que acababa la trilogía sobre la música y la paz iniciada en "Survival". Desde entonces se han publicado numerosos discos recopilatorios.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.