Vista aérea del yacimiento de Cerro del Santuario. Fotografía del CEAB.

Las excavaciones promovidas por el Ayuntamiento de Baza (Granada) sacaron a la luz en julio una estructura funeraria de grandes dimensiones perteneciente a la cultura íbera que conserva parte del revestimiento original. " /> 

La nueva cámara funeraria íbera de Cerro Santuario, similar a la de la “Dama de Baza”, será visitable

Publicado: martes, 13 de agosto de 2013


Vista aérea del yacimiento de Cerro del Santuario. Fotografía del CEAB.

Las excavaciones promovidas por el Ayuntamiento de Baza (Granada) sacaron a la luz en julio una estructura funeraria de grandes dimensiones perteneciente a la cultura íbera que conserva parte del revestimiento original.

Volver Realizar comentario


Vista aérea del yacimiento de Cerro del Santuario. Fotografía del CEAB.
Dama de Baza.
 
La necrópolis de Cerro del Santuario se localiza en el sureste de la Península Ibérica, dentro de las altiplanicies granadinas en la Hoya de Baza. Se sitúa en una pequeña colina de forma ovalada que hoy día tiene una extensión aproximada de 0.6 ha. y que apenas supera los 6-9 m. sobre la llanura adyacente. La topografía actual está muy transformada debido al cultivo de los terrenos colindantes, las excavaciones arqueológicas y los desmontes para la construcción de un campo de tiro y un camino. La necrópolis de Cerro del Santuario estuvo en funcionamiento durante unos cien años, desde el 400 al 300 a.n.e. aproximadamente. Es una de las tres necrópolis asociadas al oppidum de Basti , en Cerro Cepero.
Los trabajos, impulsados con el apoyo de la Delegación de Cultura de la Junta en Granada, comenzaron con la limpieza de la vegetación que cubría los yacimientos, la clasificación de las piezas arqueológicos que han ido apareciendo y la consolidación de las estructuras halladas en esta necrópolis. Durante esos trabajos se halló la citada estructura funeraria, que conserva las escaleras que dan acceso a la cámara subterránea y algunos restos de las pinturas de la época en los laterales, lo que lo convierte en un "ejemplar bastante llamativo e interesante" de la cultura ibérica, según aseguró la delegada de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Granada, Ana Gámez. Los expertos han trabajado para consolidar esta estructura, denominada tumba 183, que ha sido objeto de una documentación estratigráfica mediante el uso de las nuevas tecnologías. A la ya finalizada fase de excavación y consolidación de las estructuras, le seguirá el proyecto de "puesta en valor" y "acondicionamiento" de los hallazgos de cara a la visita pública en la zona, que cuenta con un Centro de Interpretación de los yacimientos arqueológicos.
La Junta de Andalucía declaró en abril de 2003 Bien de Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica, el yacimiento arqueológico de Cerro Largo, Cerro del Santuario y Cerro Cepero, ubicado en el término municipal de Baza, donde se conservan restos de asentamientos de la Edad del Hierro, la época romana y el periodo medieval.
El primero de los tres parajes que componen el conjunto, Cerro Largo, comenzó a investigarse en 1995, cuando al ser utilizado como cantera en la construcción de la autovía A-92 aparecieron numerosos materiales arqueológicos y una escultura de la época ibérica. Los trabajos realizados hasta ahora han dado a conocer la existencia de una necrópolis ibérica con sepulturas de cámara subterránea; otra de época tardorromana donde se han excavado doce tumbas, y un asentamiento del periodo altomedieval hispano-andalusí consistente en una alquería formada por varias casas de campo de plantas simples rodeadas por un conjunto de silos.
Por su parte, en el Cerro del Santuario se encuentra la necrópolis ibérica donde en 1971 apareció la famosa Dama de Baza. Este recinto, que comenzó a excavarse en 1968, ocupa un promontorio de cien metros de largo y cuarenta de ancho, cubierto por 170 tumbas de distinto tipo y cuyos ajuares están fechados entre los siglos V y III a. C.
Finalmente, Cerro Cepero se corresponde con la ubicación que los investigadores dan a la antigua ciudad íbera de Basti. De este asentamiento se conservan estructuras de grandes bloques pétreos y sillares intercalados con tramos de piedras más pequeñas, posiblemente asociados a la muralla que rodearía la cima. También han aparecido abundantes muestras de cerámicas ibérica y romana del tipo terra sigillata. Los materiales arqueológicos encontrados abarcan desde el periodo bastetano más antiguo (siglo V a. C.) hasta la época visigoda.
La declaración como Bien de Interés Cultural estableció un entorno de protección de 318 hectáreas y englobó en un único espacio los tres cerros que conforman la zona arqueológica.

+ INFORMACIÓN


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.