Los trabajos de la dirección general de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía se han paralizado debido a que se encuentran debajo del cementerio del pueblo y hay que solicitar permiso para levantar tumbas actuales. " />

Encuentran pruebas de una fosa común debajo de las actuales tumbas del cementerio de Cañete la Real (Málaga)

Publicado: lunes, 05 de agosto de 2013


Los trabajos de la dirección general de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía se han paralizado debido a que se encuentran debajo del cementerio del pueblo y hay que solicitar permiso para levantar tumbas actuales.

Volver Realizar comentario


 Cementerio de Cañete la Real, en el que se encuentra la fosa. Foto de la web de la dirección general de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía.
 
Los trabajos que se estaban realizando en una fosa de Cañete la Real (Málaga) para la identificación de los cuerpos de los fusilados durante la Guerra Civil española han sido paralizados debido a que se encuentran debajo del cementerio del pueblo. El proyecto comenzó a mediados del pasado junio y ahora han quedado paralizados, por lo que no se puede continuar con la delimitación exacta de la fosa y con la identificación de los cuerpos.
El trabajo de Cañete la Real obedece a lo que se llama el "faseo del proceso de exhumación", según informó el pasado jueves el director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo.
Naranjo dijo que que primero se aprueba un proyecto que tiene que ver con la fundamentación histórica, a partir de fuentes orales o archivísticas que demuestren que ahí se produjeron unos asesinatos en el contexto de golpe de estado. A continuación, se procede a la "localización espacial" de la fosa, fundamentalmente utilizando fuentes orales con testimonios, y después se "delimita espacialmente la fosa", es decir, se determina con claridad los límites concretos.
El director general de Memoria Democrática ha dicho que es aquí donde se suelen producir problemas porque, en ocasiones, se puede construir encima de las mencionadas fosas.
Naranjo ha destacado que uno de los protocolos internacionales de exhumación de "desaparecidos forzados" a seguir es la comunicación al juez ante la evidencia de restos de personas que han sufrido violencia por un poder público y por esta razón, se ha comunicado al juzgado. "Lo que nos gustaría es que el juzgado asumiera la exhumación posterior hasta que se determine qué delito se ha cometido" ha subrayado Naranjo.
Por su parte, el arqueólogo y director de este proyecto, Andrés Fernández, ha declarado que con las catas realizadas han delimitado en dos metros el ancho de la fosa y les faltaría saber la anchura. Por ello, los expertos están haciendo "gestiones para levantar las tumbas individuales que se construyeron posteriormente y poder seguir con el proyecto".
Aunque el número inicial de víctimas que se tenía previsto encontrar era 38, este número puede ascender a más de medio centenar.
Ya se han hallado cinco cuerpos que han sido delimitados así como casquillos de pistolas de nueve milímetros con la inscripción "PS 35" que era la munición que usaba la Pirotecnia de Sevilla en 1935.

+ Información


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.