Las tumbas excavadas se componen de un área exterior, que imitaría a los patios peristilados de los templos egipcios, una sala hipóstila con columnas, que en este caso son pilares, y una zona sagrada para realizar ofrendas. Concretamente, la tumba número 33 presenta una sala con más de seis metros de altura con 100 metros cuadrados de espacio y anexas a estas estancias se ubicaría lo que realmente es la tumba, con pozos y cámaras.
" /> 

La Universidad de Jaén finaliza su quinta campaña en las tumbas de los nobles de Elefantina (Asuán) con nuevos hallazgos

Publicado: jueves, 11 de abril de 2013



Las tumbas excavadas se componen de un área exterior, que imitaría a los patios peristilados de los templos egipcios, una sala hipóstila con columnas, que en este caso son pilares, y una zona sagrada para realizar ofrendas. Concretamente, la tumba número 33 presenta una sala con más de seis metros de altura con 100 metros cuadrados de espacio y anexas a estas estancias se ubicaría lo que realmente es la tumba, con pozos y cámaras.

Volver Realizar comentario


 
Los trabajos de investigación que la Universidad de Jaén (UJA) ha realizado este año en la necrópolis faraónica de Qubbet el-Hawa en Asuán (Egipto) durante seis semanas han servido para comprobar la complejidad de la estructura de las tumbas.
Se ha tratado de la quinta campaña de excavaciones que el equipo dirigido por el profesor del área de Historia Antigua de la UJA, Alejandro Jiménez, ha llevado a cabo en las tumbas de los nobles de Elefantina, según un comunicado de la universidad.
En concreto, las investigaciones se centran en un grupo de tumbas datadas en el 1800 a.C., entre las que destaca el mayor complejo funerario de la necrópolis y que, según explica Jiménez, "son tumbas mucho más complejas que debemos denominar complejos funerarios, porque no son individuales, sino de una familia, en este caso de la que gobernaba la provincia de Elefantina", actual Asuán.
Las tumbas excavadas se componen de un área exterior, que imitaría a los patios peristilados de los templos egipcios, una sala hipóstila con columnas, que en este caso son pilares, y una zona sagrada para realizar ofrendas. Concretamente, la tumba número 33 presenta una sala con más de seis metros de altura con 100 metros cuadrados de espacio y anexas a estas estancias se ubicaría lo que realmente es la tumba, con pozos y cámaras.
"Por ahora hemos excavado un pozo de seis metros de profundidad que tiene dos cámaras, una al este y otra al oeste, donde había familiares del gobernador y hemos llegado a bajar al pozo principal, que tiene más de 10 metros de profundidad, que hemos encontrado cegado y que tendremos que continuar excavando el próximo año", ha señalado Alejandro Jiménez, que espera que tras la sucesión de pozos estén enterrados el gobernador y sus familiares.
Durante los trabajos realizados este año se han documentado varios ataúdes con inscripciones jeroglíficas y ricos ajuares y se ha realizado el análisis antropológico de las momias, que ha mostrado que los miembros de la elite, pese a gozar de una buena nutrición, también morían jóvenes debido a enfermedades comunes o parásitos, así como que no había discriminación por cuestión de raza al haber personas de raza negra entre los miembros de esta clase dirigente.
Una vez concluidas las investigaciones en la tumba en la que trabajan, Alejandro Jiménez se ha marcado continuar con las excavaciones que ya se conocen, ya que "uno de los grandes problemas de la egiptología es que se descubrieron muchas tumbas en el siglo XIX y principios del XX que no se terminaron de excavar".

+ INFORMACIÓN SOBRE EL PROYECTO


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.