Escrito en Madrigalejo (Cáceres) y fechado el 22 de enero de 1516, un día antes de la muerte del rey de Aragón y de Castilla, se trata de una pieza de incalculable valor histórico que se expone por primera vez al gran público.

" /> 

El Centro Cibeles de Madrid expone, por primera vez en público, el último testamento de Fernando el Católico

Publicado: lunes, 08 de abril de 2013



Escrito en Madrigalejo (Cáceres) y fechado el 22 de enero de 1516, un día antes de la muerte del rey de Aragón y de Castilla, se trata de una pieza de incalculable valor histórico que se expone por primera vez al gran público.

Volver Realizar comentario

 

El último testamento del rey Fernando el Católico se puede ver en Centro Cibeles como obra invitada de la exposición 'El Legado de la Casa de Alba', que se ha prorrogado hasta el próximo 21 de abril. En más de 1.000 metros cuadrados, la muestra, comisariada por Pablo Melendo, reúne pinturas, esculturas, documentos históricos y manuscritos, así como piezas arqueológicas, joyas, mobiliario o trajes, la mayoría procedentes del Palacio de Liria.
La exposición reúne más de 150 piezas de gran valor histórico y ha incorporado otra de las grandes joyas documentales de la Fundación Casa de Alba, como es el último testamento de Fernando el Católico.
Escrito en Madrigalejo (Cáceres) y fechado el 22 de enero de 1516, un día antes de la muerte del rey de Aragón y de Castilla, se trata de una pieza de incalculable valor histórico que se expone por primera vez al gran público.
Debido a su gran vinculación con la monarquía de los Reyes Católicos, los Alba conservan gran patrimonio artístico del reinado de Castilla, como son 3 de los 36 testamentos otorgados por Fernando El Católico a lo largo de su vida y originarios de los años 1475, 1494 y 1516. Este último documento fue firmado en Madrigalejo (Cáceres) justo un día antes de que el Rey de Aragón y Castilla falleciera (23 de enero 1516).
El último testamento de Fernando El Católico tiene un especial significado histórico, ya que en él declara como heredera de todos sus dominios aragoneses a su hija doña Juana I y sucesora del reinado. Sería sustituida, en su locura, por su hijo, y nieto de don Fernando, el príncipe don Carlos, "para que en nombre de la dicha Serenísima Reyna, su madre, los gobierne, conserve, rija y administre", tal y como recoge la pieza. Quedaba en ausencia suya, como gobernador de la Corona y reino de Aragón, su hijo don Alonso de Aragón, arzobispo de Zaragoza y su lugarteniente general en tierras aragonesas.
El documento señala también el deseo de Fernando El Católico de que su cuerpo fuera trasladado Granada y sepultado en la Capilla Real de la Catedral de la ciudad granadina. Entre la colección documental que puede admirarse en esta exposición se encuentran algunas de las cartas autógrafas de Cristóbal Colón, de las que la Casa de Alba conserva la colección más importante.  Entre otras curiosidades, puede leerse la preparación del primer viaje que hizo el descubridor en representación de los Reyes Católicos, el rol de marineros y el dibujo de su mano de la silueta de la primera isla que descubrió: la Española.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.