Rumanía, a la cabeza de la UE en mortalidad infantil por la falta de medios

Publicado: martes, 10 de julio de 2018

El parto prematuro es la principal causa, según Alexandra Boeriu, coordinadora de comunicación de la ONG Save the Children Rumanía.

Rumanía, a la cabeza de la UE en mortalidad infantil por la falta de medios
Volver Realizar comentario

En Rumanía muere un niño menor de doce meses cada seis horas. Unos 1.460 al año. El creciente número de nacimientos prematuros y las deficiencias del sistema sanitario explican que el segundo país más pobre de la UE esté a la cabeza del bloque comunitario en mortalidad infantil. Según Eurostat, el sistema estadístico de la Unión Europea (UE), la tasa de mortalidad infantil en Rumanía (las muertes antes de cumplir un año de vida) fue en 2016 de 7,6 defunciones por cada 1.000 nacimientos, más del doble de la media comunitaria. Aunque la situación ha mejorado y la mortalidad infantil es ahora la mitad que hace una década y un tercio de los niveles de 1989, cuando cayó la dictadura comunista, las cifras son aún muy elevadas cuando se comparan con la mayoría de los socios comunitarios "El parto prematuro constituye la principal causa de mortalidad infantil", explica a Efe Alexandra Boeriu, coordinadora de comunicación de la ONG Save the Children Rumanía.
La malnutrición durante el embarazo, el débil estado de la madre, la falta de controles prenatales y la falta de planificación familiar provocan muchos nacimientos antes de tiempo de bebés que fallecen pocos días después, también por la ausencia de suficientes estaciones de neonatología bien equipadas. Uno de cada diez bebés rumanos es prematuro (nace antes de las 37 semanas de gestación) una cifra que sigue creciendo. Por ello, Save the Children reclama a las autoridades que inviertan en infraestructura médica para reducir al máximo las muertes de los bebés.
Esta ONG denuncia que todavía hoy, el 13 % de las unidades de maternidad carecen de incubadoras. "Todavía hay decenas de departamentos de maternidad donde los bebés prematuros mueren debido a que no hay suficientes incubadoras, ante la frustración de los médicos por la falta de medios", lamenta Boeriu. Por este motivo, Save the Children Rumanía inició hace unos años una campaña de recaudación de fondos para luchar contra ese problema y concienciar a la ciudadanía. "La tasa de mortalidad infantil descendería si los especialistas contaran con los instrumentos necesarios para una intervención rápida", explica Vlad Mixich, ex vicepresidente de la Agencia Nacional del Medicamento "Por eso -añade-, resulta extremadamente urgente que el Gobierno tome medidas a largo plazo que garantice el derecho a la vida de los neonatos", cuenta a Efe. "Las estadísticas muestran que el 90 % de los bebés prematuros o prematuros severos (menos de 32 semanas) sobrevive en los países desarrollados, mientras que en los no desarrollados el 90 % muere", añade Mixich.
Este experto relaciona las aún altas tasas de mortalidad infantil con la estructural mala situación de la sanidad rumana, a la que se destina sólo el 5 % del PIB, el porcentaje más bajo de la UE. "Me di cuenta de la importancia de una incubadora el pasado año, cuando empecé a encargarme de los casos más graves. Tuvimos varios bebés de 1,1 kilogramos de peso que se recuperaron milagrosamente", cuenta a Efe Mirela Siminel, jefa de Neonatología de la región de Oltenia, en el suroeste de Rumanía. "Sin embargo, eso no habría sido posible sin el equipo médico que Save the Children donó a nuestra maternidad", agrega Siminel.
La pobreza -el 25 % de los rumanos la sufren- y la desinformación son otros factores que, desafortunadamente, se alían en un demoledor cóctel que afecta, sobre todo, a las zonas rurales donde vive casi la mitad de la población. "Algunas madres que provienen de zonas desfavorecidas muestra una precaria educación y acuden al médico demasiado tarde", señala Adrian Marc, director del Hospital de Satu Mare, una provincia del norte donde la tasa de mortalidad infantil es de 11,4 por 1.000 niños, más que en países como Libia. De este modo, el especialista cree que una tercera parte de los fallecimientos podría prevenirse a través de un programa de ayuda a las embarazadas. "Algunas veces, se necesita sólo un gesto para salvar vidas", concluye Marc.
Raúl Sánchez Costa (Efe)


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.