China celebra su Festival Qingming vendiendo un simulador de muertes y tecnología 3D para recrear la cara de los difuntos

Publicado: jueves, 05 de abril de 2018

El pasado martes, día 3, se celebró el Día de Barrer las tumbas (día de difuntos) en el que cada año los empresarios asiáticos sorprende con alguna novedad relacionada con el negocio funerario

China celebra su Festival Qingming vendiendo un simulador de muertes y tecnología 3D para recrear la cara de los difuntos
Volver Realizar comentario

El pasado martes, día 3, se celebró el Día de Barrer las tumbas (día de difuntos) en el que cada año los empresarios chinos sorprende con alguna novedad relacionada con el negocio funerario
 
Las nuevas tecnologías y la realidad virtual se ponen al servicio de la muerte en China y cada vez son más los usos que les dan las funerarias, en un país con profundas tradiciones como el Festival Qingming o Día de Barrer las Tumbas, que se celebró el pasado día 3. De este mes de abril. Como todos los años millones de chinos visitan los cementerios del país y realizan los tradicionales ritos para homenajear a sus facllecidos. Como un ejemplo, que ya hemos publicado en Adiós Cultural, en 2014 la mayor tienda por Internet de China ofrecía personas para llorar sobre las tumbas en el Festival Qingming. Así los contamos
El pasado año, como otro ejemplo, las ceremonias que nos contaron desde chinma consistieron más en ideas para fomentar los entierros ecológicos hasta los buzones para enviar cartas al más allá y códigos QR en lugar de lápidas. En el sur del país, a estas nuevas costumbres se unen las tradicionales de quemar miniaturas en cartón de casas, coches o aparatos tecnológicos para que a sus difuntos no les falte nada.
Pero esta año, al parecer y segíun cuenta la periodista Paula Escalada en una nota de Efe, las funerarias chinas han aprovechado las celebraciones para mostrar otras nuevas y llamativas novedades como un programa de simulación virtual de la muerte, que fue presentado hace unos días por la funeraria más grande de Pekín, Babaoshan Funeral Parlor. A través de gafas de realidad virtual y auriculares, los usuarios pueden experimentar distintas escenas relacionadas con la muerte como un ataque al corazón en el trabajo, un rescate paramédico fallido así como una visión de la entrada al más allá. "Experimentar esto permite a las personas apreciar mejor la belleza de la vida", contó al diario local The Beijing News el empleado de la sala funeraria Dong Ziyi.
Esta funeraria incinera 22.000 cadáveres cada año, un cuarto de la demanda total de la capital china, y también ha lanzado este año un servicio de impresión en 3D por el que los cadáveres pueden ser reconstruidos en el caso de que hayan quedado desfigurados. Busca así ofrecer a las familias una forma para que sus seres queridos se "puedan presentar con más dignidad" el día de su funeral. A través de la tecnología y con fotografías del fallecido, se crean prótesis faciales que pueden restaurar la cara de las personas que murieron en accidentes como el fuego o de enfermedades como tumores faciales.
 
Fotografía de una cabeza impresa en 3D junto a la foto de una empleada en la funeraria Babaoshan en Beijing. Foto: VCG en la web panish.people.com.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.