Noticias

jueves, 21 de marzo de 2013

La procesión de Semana Santa de Aliste (Zamora), en la que los cofrades desfilan con su mortaja, será Bien de Interés Cultural

Volver  Realizar comentario
Tamaño de Letra+- Imprimir


 
Más de cinco siglos, según las primeras referencias documentales, tienen los actos penitenciales y litúrgicos que cada Semana Santa alberga Aliste, en Zamora y cerca de Portugal.
El perímetro delimitado por iglesia y su entorno, el calvario y el cementerio conforman el escenario de las procesiones del Jueves Santo, y especialmente el Viernes Santo con la procesión del Entierro que los hermanos, revestidos con la túnica que les amortajará cuando mueran, protagonizan con un cristo articulado que descienden, depositan y trasladan hasta el camposanto.
El testimonio escrito más antiguo data del 7 de enero de 1536, en Roma, donde el papa Paulo III firmó unas bulas con privilegios para los cofrades de Bercianos que habían sido solicitadas por el cardenal Francisco de Quiñones, a petición de la cofradía de la Vera Cruz de Toledo.
De 1618 data otra bula de indulgencia, otorgada por el papa Paulo V a la iglesia de San Cosme y San Damián de esa población que hoy pertenece al municipio de San Vicente de la Cabeza y cuenta con un censo de poco más de 150 habitantes, según consta en el expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural que maneja la Junta de Castilla y León.
El miserere que entonan, con estrofas en latín y castellano, es otro de los valores patrimoniales de un sentimiento religioso que se transmite de padres a hijos para preservar una tradición, prácticamente con sus mismos rasgos, a pesar de los cambios sociales y culturales.
El Museo Nacional de Arte Reina Sofía cuenta entre sus fondos con alguna imagen captada en Bercianos de Aliste por Sanz Lobato quien, al igual que García Rodero, cuenta en su haber con el Premio Nacional de Fotografía.
Cristina García Rodero y Rafael Sanz Lobato, dos de los fotógrafos más reputados de España, descubrieron al público en los años setenta la singularidad y especificidad de la Semana Santa de Bercianos de Aliste (Zamora), que ahora la Junta de Castilla y León quiere proteger como Bien de Interés Cultural.
El blanco de la túnica de lino que amortajará a los hermanos del Santo Entierro y el negro luctuoso de las penitentes que desfilan en Bercianos de Aliste el Jueves y Viernes Santo, lo destacaron ambos reporteros: Sanz Lobato durante una visita en 1971 y García Rodero cuatro años más tarde para su conocida serie "España Oculta".
Miguel Martín, otro fotógrafo, también captó para la "Guía espiritual de Castilla" (1984), de José Jiménez Lozano, la esencia y peculiaridades de unas procesiones donde confluyen arquitectura, gastronomía, música, raíz e identidad que también destacará, el próximo 22 de marzo, el musicólogo y etnógrafo Joaquín Díaz, durante el pregón que pronunciará en el templo de San Mamés.

Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO 128

08 de enero de 2018

REVISTA NÚMERO 127

11 de noviembre de 2017

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017

REVISTA NÚMERO 123

20 de marzo de 2017