Nueva petición para declarar BIC la obra de Aleixandre y la salvación del lugar de su muerte para que sea 'la casa de la poesía'

Publicado: miércoles, 17 de enero de 2018

Está en Madrid, en el número 3 de la antigua calle Velintonia, donde vivió desde 1927 hasta su fallecimiento en 1984 y por la que pasaron cinco generaciones de poetas como Miguel Hernández, García Lorca, Rafael Alberti, Pablo Neruda o Luis Cernuda.

Nueva petición para declarar BIC la obra de Aleixandre y la salvación del lugar de su muerte para que sea 'la casa de la poesía'
Volver Realizar comentario

Está en Madrid, en el número 3 de la antigua calle Velintonia, donde vivió desde 1927 hasta su muerte en 1984 y por la que pasaron cinco generaciones de poetas como Miguel Hernández, García Lorca, Rafael Alberti, Pablo Neruda o Luis Cernuda.

La presentación de "Poesía completa" de Vicente Aleixandre se ha convertido en una reivindicación de protección de su legado, tanto de su obra, para la que se ha pedido la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) "para que no salga de España", como de su vivienda en la calle Velintonia de Madrid.
El presidente de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, Alejandro Sanz, ha compilado para Lumen la obra del poeta andaluz añadiendo siete poemas inéditos, y hoy ha aprovechado su puesta de largo en la Real Academia de la Lengua, a la que perteneció Aleixandre, para plantear una doble demanda a la que, hasta ahora, las instituciones no han prestado atención, según ha criticado.
"Nuestras instituciones públicas desprecian su legado", ha clamado Sanz, quien ha recordado que la asociación que preside lleva "23 años reclamando que salven su casa" en el número 3 de la antigua calle Velintonia, donde vivió desde 1927 hasta su muerte en 1984 y por la que pasaron cinco generaciones de poetas como Miguel Hernández, García Lorca, Rafael Alberti, Pablo Neruda, Luis Cernuda, Dámaso Alonso, Claudio Rodríguez y Jaime Gil de Biedma. La intención no es hacer una casa-museo, sino hacer de ella la Casa de la Poesía, "un centro vivo, de investigación, presentación de libros, conciertos; en Europa se construyen, aquí tenemos una y se olvida", ha lamentado el escritor. Sanz ha resaltado que las "connotaciones históricas" de Velintonia son "innegables", "al margen de su arquitectura o de si está vacía". "Si hace falta llevo parte de mi archivo", ha propuesto quien ha criticado a los poderes públicos por su "ignorancia y desprecio a la cultura". Para el grueso de la obra del Nobel de Literatura -en manos de la viuda del escritor Carlos Bousoño, Ruth Crespo- ha pedido la Declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para que "no salga de España y que no pueda haber una venta inmoral". Por ello, aunque "Poesía completa" es hasta el momento la compilación más exhaustiva de la obra de Aleixandre, "el gran poeta del amor", su responsable ha reconocido que "sólo será completa cuando su archivo esté a disposición pública". A la espera de una reunión que pidieron con el actual ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, el presidente de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre ha lamentado que "Madrid va a ser la ciudad Inditex, porque todos sus referentes culturales, los que dan sentido a una ciudad, van desapareciendo poco a poco".
 
Una larga reivindicación
 
El propio Vicente Aleixandre, en unas declaraciones realizadas al periódico El País en 1984 hablaba así de Velintonia,3: “En esta casa, desde la que le hablo a Ud., vivo yo desde el año 1927. Siempre digo, como un recuerdo querido, que a esta casa vine siendo un poeta inédito. Después, en ella, he ido haciendo las cosas de mi vida a través de los sucesivos años.
Esta casa tiene un pequeño jardincito, donde yo por las mañanas, con un pequeño capote que tengo para esto, paseo por el jardín y leo un largo rato. Entonces aprovecho y cuido un cedro, no digamos pequeño, porque es muy grande hoy día. Pero yo lo planté hace ya 30 años, y este cedro es un arbolito que era de 30 centímetros cuando yo lo planté y hoy tiene una cantidad de metros inmensa. Lo tenemos que podar constantemente porque, si no, se come y derriba la casa”.
Muchos intelectuales han escrito desde el fallecimiento del poeta sobre la necesaria salvación de la casa situada en Madrid, en Metropolitano. Como por ejemplo, el poeta Antonio Colinas que dejó escrita su opinión en una articulo clarificador en La Gaceta de Salamanca en 2009. Colina escribió lo siguiente:
“No existe ningún otro lugar en el mundo en el que la casa de un poeta Premio Nobel haya sido sometida a tal grado de incomprensión; hecho quizá unido al desconocimiento en que ha caído su obra. Mal sintoniza, en verdad, la poesía cosmovisionaria de Aleixandre, su riqueza y fulgor, con las poéticas del simplismo, lo plano y lo hueco. Y volvemos a insistir en el extraordinario valor simbólico que posee la casa. Por ella pasaron no menos de cinco generaciones de poetas, desde la del 27 (con Lorca, Cernuda o Neruda), la del 36 (con Miguel Hernández entre los mejor acogidos), la de la inmediata posguerra (Montale, Quasimodo), la de los 50 (Claudio Rodríguez, Brines), y la de los Novísimos. Este sentido de acogida radicaba en el carácter liberal de Aleixandre, en su fidelidad a la amistad y, sobre todo, como ya señaló en su día Cernuda, en el don que este poeta poseía para resolver problemas, aunar voluntades y activar el diálogo.
Valor simbólico de la casa, ideal para hacer en ella un museo del propio Aleixandre o un centro dedicado a la poesía española de posguerra, que él tanto siguió y apoyó. Como ya he dicho, la voluntad política e institucional falta absolutamente y la amenaza viene de que la casa no sólo puede ser vendida, sino que puede ser derribada, pues (sorprendentemente) estando protegido por ley el hermoso cedro del jardín no lo está el edificio. Quizá el protegerlo sería el primer paso que habría que dar. El segundo que, en tiempos de obras y gastos inconmensurables, no constituiría un problema si Gobierno, Comunidad, Ayuntamiento y herederos se pusieran de acuerdo. Pero este acuerdo no se ha dado nunca”.
 
+INFO
http://www.vicentealeixandre.es/textos.html


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.