Noticias

sábado, 22 de abril de 2017

Los restos del general golpista Sanjurjo enterrados hace un mes en Melilla con polémica con Defensa

Volver  Realizar comentario
Tamaño de Letra+- Imprimir
Los restos del general golpista Sanjurjo enterrados hace un mes en Melilla con polémica con Defensa

Los restos del general Sanjurjo reposan en Melilla desde hace casi un mes, aunque hasta ayer no se confirmó oficialmente que han sido inhumados en la ciudad en una ceremonia familiar, según el Ejército, mientras que varios partidos piden a Defensa que explique si fue un acto con honores militares, explica Efe. Sin embargo, el diario Infolibre publica una información que el acto no fue tan familiar como se ha querido hacer creer. Dice el diario digital que “el general golpista José Sanjurjo fue enterrado el pasado 23 de marzo en un panteón militar de Melilla, en secreto y en presencia de altos cargos del Ministerio Defensa, según el boletín quincenal carlista Siempre P'alante. El Ejército ha confirmado este viernes a través de un comunicado de la Comandancia General de Melilla que aquel día se celebró "una sencilla ceremonia, íntima y privada", pero niega que se realizara con "honores militares". "No formó ninguna unidad ni piquete ni guión ni cornetín. Asistió el actual comandante general de Melilla acompañado de una pequeña comisión".
La inhumación se ha realizado en un panteón militar en Melilla tras ser sus restos mortales, exhumados en noviembre del año pasado del Monumento a los Caídos en Pamplona.
"Se realizó una sencilla ceremonia, íntima y privada", ha subrayado por su parte la Comandancia General de Melilla, en un comunicado en el que ha recalcado que no hubo acto militar alguno. "No hubo honores militares, no formó ninguna unidad ni piquete", ni se realizó ante un guión o bandera militar con toque de cornetín, ha apuntado la Comandancia en una nota con membrete del Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME). El Ejército ha explicado que el comandante general de Melilla, Fernando Gutiérrez, estuvo presente por tratarse de un acto "en una parcela militar", en el cementerio cristiano de la Purísima.
Los restos de José Sanjurjo reposan en uno de los dos panteones que tiene en este camposanto el Grupo de Regulares, la unidad en la que sirvió el general navarro en Melilla, ciudad de la que llegó a ser el comandante militar a comienzos del siglo pasado.
La inhumación en este lugar, de acuerdo con el Ejército, se ha realizado a petición de la familia, después de que fueran exhumados el 16 de noviembre de 2016 por una decisión del Ayuntamiento de Pamplona, gobernado por Bildu, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica de Navarra. "Atendiendo a que fue comandante general de Melilla, estuvo al mando de fuerzas de Regulares y estaba en posesión de dos cruces Laureadas de San Fernando (1914 y 1926), se autorizó el entierro", ha precisado el Ejército.
Los restos fueron trasladados desde la base de Colmenar Viejo (Madrid) hasta Melilla a bordo de un helicóptero del Ejército de Tierra, según informa El País. Según esa información, el helicóptero tenía que cubrir ya este trayecto por lo que "no implicó ningún coste adicional, según fuentes militares".
Sin embargo, partidos como EH Bildu han pedido que la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, comparezca con carácter urgente en el Congreso para exponer "en detalle" la participación de autoridades militares en el entierro "con honores". EH Bildu ha registrado además una batería de preguntas para saber quién organizó el traslado, quién lo decidió y quiénes participaron.
Por su parte, el senador por Navarra de IE en la coalición Unidos Podemos, Iñaki Bernal, ha presentado también una serie de iniciativas en la Cámara Alta para que la ministra informe de si asistieron también autoridades civiles como el senador del PP y presidente de Melilla, Juan José Imbroda.
La exhumación de los restos de Sanjurjo y de otros como el general Emilio Mola, que participó también en el golpe de Estadode 1936, se produjo después de que los tribunales rechazaran un recurso de los familiares, que argumentaron que incumplía la propia Ley de Memoria Histórica.
Sanjurjo (Pamplona, 1872) falleció en 1936 en Portugal, donde se había exiliado, cuando se estrelló el avión que le llevaba a Burgos para unirse al golpe militar que precedió a la Guerra Civil. 

En la foto, Sanjurjo junto al actual lugar de enterramiento en Melilla.
 

Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO 128

08 de enero de 2018

REVISTA NÚMERO 127

11 de noviembre de 2017

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017

REVISTA NÚMERO 123

20 de marzo de 2017