El esqueleto de una mujer de más de 350 años procesiona en un pueblo de Zaragoza como La Muerte

Publicado: viernes, 14 de abril de 2017

Es portado sobre unas andas a hombros por cuatro mujeres ataviadas con túnicas negras en el Viernes Santo de Ateca

El esqueleto de una mujer de más de 350 años procesiona en un pueblo de Zaragoza como La Muerte
Volver Realizar comentario

La Muerte aparece representada en una de las procesiones que cada Viernes Santo recorre Ateca, un pueblo de unos dos mil habitantes de Zaragoza, cerca de Calatayud. Se trata del paso más conocido e impresionante de la procesión del Viernes Santo porque se compone de un esqueleto humano auténtico engarzado con alambre. Junto a esta imagen de La Muerte, lo más singular de la Semana Santa de Ateca es la escenificación del entierro de Cristo realizada por los vecinos en la plaza.
Según se publicó en una página web del Gobierno de Aragón, dedicada a las comarcas y os pequeños pueblos, “el Santo Entierro comienza con una procesión encabezada por la muerte, un esqueleto humano que data de 1680. El significado de este primer paso procesional es el de mostrar el destino al que se dirigen todas las personas sin excepción. Tras la muerte también salen a la calle el féretro con la imagen de Cristo yacente, los patriarcas que representan cómo se ha transmitido la historia de la redención, la imagen de Jesús con la cruz a cuestas, la Virgen de la Soledad o el Cristo Llovedor, entre otros. La procesión finaliza con una escenificación en la que participan unas 20 personas. En esta representación teatral los enterradores amortajan el cuerpo de Jesucristo ante la presencia de tres lloronas, para finalmente cubrir el ataúd. Después suben al escenario varios soldados romanos acompañados por el centurión. Este último verificará la muerte de Jesucristo y sellará el féretro. Pedro Herrero, que se ha puesto en la piel del centurión en ocho ocasiones, asegura que es un personaje que “emociona” porque “vienen muchas cosas a la mente y se sienten cosas que parece mentira que se puedan sentir en un acto así”.
Según Francisco Martín, historiador oriundo de Ateca, cree que el esqueleto podría tratarse del de una mujer con más de 350 años de antigüedad. Así se lo argumentó ayer a la agencia Efe.
En la procesión del viernes salen 34 pasos, algunos alusivos a escenas del Nuevo Testamento y otros al Antiguo, estos últimos representados por personas caracterizadas de personajes bíblicos.
El de La Muerte es portado sobre unas andas a hombros por cuatro mujeres ataviadas con túnicas negras. Salió por primera vez en la procesión de Ateca en 1661, hace más de 350 años, en un cortejo organizado por la Cofradía de la Soledad. No anda falta de superstición la procesión ya que, si el paso se detiene frente a una casa, ya se sabe lo que puede ocurrir.

Fotografía de Adolfo Pérez publicada en la web de Turismo de Aragón.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.