Exhuman los restos de Ruiz Mateos para practicarle una prueba de ADN por una reclamación de paternidad

Publicado: sábado, 08 de abril de 2017

Un juez ordenó en octubre de 2014, cuando aún vivía el empresario, la prueba de ADN pero Ruiz Mateos nunca se presentó a pesar de que fue citado en tres ocasiones para la extracción de muestras.

Exhuman los restos de Ruiz Mateos para practicarle una prueba de ADN por una reclamación de paternidad
Volver Realizar comentario

Los restos de José María Ruiz Mateos fueron exhumados ayer para realizarles una prueba de paternidad mediante el cotejo de su ADN con el de Adela Montes de Oca, quien dice ser hija suya, cumpliendo así una orden judicial.
Los restos fueron trasladados desde la iglesia Nuestra Señora de la O de Rota (Cádiz) al cementerio municipal, donde los forenses extrajeron las muestras necesarias para practicar las pruebas de ADN.
El juez Juan Ignacio Gonzalo, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Pozuelo de Alarcón, ordenó la exhumación en un auto, accediendo así a la petición de la demandante de acuerdo con el criterio del fiscal y en contra del de los hijos del empresario.
La prueba se hará garantizando la "integridad, respeto y memoria" del fallecido, según el auto del juez, que emplaza a la viuda y a los hijos a que manifiesten si desean asistir a la exhumación. La familia de Ruiz Mateos considera que la exhumación y la prueba de paternidad son medidas desproporcionadas e ilegítimas, y argumenta que "si el fallecido no llegó a ejercitar en vida su derecho a negarse a dicha prueba por no ser requerido al efecto, no puede procederse ahora sin el consentimiento de la viuda y los hijos". Pero la cuestión es que el mismo juez ordenó en octubre de 2014, cuando aún vivía el empresario, la prueba de ADN, y lo hizo en un auto que no fue recurrido por ninguna de las partes.
Ruiz Mateos fue citado en tres ocasiones para la extracción de muestras y en ninguna de ellas se presentó ni ofreció explicación alguna. Posteriormente, pidió el sobreseimiento de la causa como consecuencia de "una enfermedad muy grave con padecimientos incurables" que le impediría ir a juicio. El empresario murió poco después, antes de la celebración de dicha vista, y el juez ordenó impedir la incineración de sus restos hasta que no terminara el actual procedimiento. Ruiz Mateos, que falleció en septiembre de 2015 a los 84 años, fue enterrado en el lugar que él mismo hizo construir en la iglesia Nuestra Señora de la O de Rota y en el que también están los restos de sus padres.
 
En la fotografía, la llegada del cadáver de Ruiz mateos al columbario de la iglesia Nuestra Señora de la O de Rota (Cádiz).


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.