Noticias

martes, 03 de julio de 2012

La Unión Africana condena la destrucción de mausoleos de santos en Tombuctú

Volver  Realizar comentario
Tamaño de Letra+- Imprimir

Islamistas pertenecientes al grupo extremista Ansar al Din han destruido el mausoleo del santo Sidi Mahmud en Tombuctú, en el norte de Mali, informó a Efe Akib Haidara, miembro de la Universidad islámica de la ciudad.
Este ataque se produjo después de que la UNESCO decidiera el jueves pasado inscribir los monumentos de Tombuctú en la lista del patrimonio mundial en peligro.
La acción de los agresores suscitó el cólera de los habitantes de la localidad, añadió la fuente.
Los extremistas islámicos tienen fijación con estos monumentos, ya que a principios del pasado mes de mayo, el Gobierno de Mali denunció la profanación por elementos extremistas islámicos de este mausoleo y lo calificó de "acto bárbaro, cometido por individuos sin fe".
Tombuctú, bautizada como "la ciudad de los 333 santos", alberga numerosas tumbas y mausoleos dedicados a santones y eruditos, lo que siempre ha suscitado el rechazo de los elementos más rigoristas del islam suní, cuya visión de la religión les lleva a considerar idolatría y herejía cualquier otra forma de culto o adoración que se separe del más estricto monoteísmo. El grupo armado Ansar al Din controla parte del norte de Mali desde el pasado mes de abril y busca instaurar la Sharía o Ley Islámica.
En una declaración, Sanda Uld Sumama, brazo derecho del jefe del Ansar al Din, Iyad Ag Ali, afirmó el pasado domingo que la aplicación de la Sharía es "ineludible".
 
La Unión Africana condena la destrucción
 
La Unión Africana (UA) condenó ayer la destrucción, por parte de radicales islámicos, de monumentos históricos y religiosos de la ciudad maliense de Tombuctú que, según la Corte Penal Internacional (CPI), podría considerarse un crimen de guerra.
En un comunicado difundido por la UA, el jefe de la Comisión, Jean Ping, expresó su preocupación por el ataque a numerosos santuarios islámicos -algunos de ellos catalogados por la Unesco como patrimonio mundial- por parte de la milicia Ansar al Din.
Sin embargo, ese grupo fundamentalista islámico, que tomó el control del norte de Mali hace tres meses, se opone al culto a los santos y ha saqueado siete tumbas en los últimos días.
"El artículo 8 del Estatuto de Roma (por el cual se creó la CPI) dice claramente que el hecho de atacar intencionalmente los edificios dedicados a la religión, a la ciencia, a la acción caritativa, y a los hospitales, es un crimen de guerra", aseveró la nueva procuradora de la CPI, Fatou Bensouda. En declaraciones publicadas por la Agencia de Prensa Senegalesa, Bensouda, que se encuentra en Senegal para una visita de dos días, dijo que "los monumentos y edificios atacados son bienes de carácter civil y no objetivos militares".
La comunidad internacional ha condenado la destrucción de esos monumentos, entre ellos el del mausoleo del santo Sidi Mahmud en Tombuctú.
El templo había sido inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1988.

Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO 128

08 de enero de 2018

REVISTA NÚMERO 127

11 de noviembre de 2017

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017

REVISTA NÚMERO 123

20 de marzo de 2017