Noticias

jueves, 08 de diciembre de 2016

De las supuestas piernas momificadas de Nefertari a la mano devuelta por EEUU a Egipto

Volver  Realizar comentario
Tamaño de Letra+- Imprimir
De las supuestas piernas momificadas de Nefertari a la mano devuelta por EEUU a Egipto

Un estudio que se ha publicado en la revista estadounidense PLOS One plantea la posibilidad de la identificación de las piernas de la famosa reina egipcia Nefertari. Las piernas momificadas (en la foto) a las que se refiere el estudio se exponen en el Museo Egipcio de Turín (Italia), como pertenecientes a la reina egipcia Nefertari, la esposa favorita del faraón Ramsés II. Nefertari Meryetmut, cuya muerte se sitúa en 1255 AC, perteneció a la dinastía egipcia XIX y fue la Gran Esposa Real de Ramsés II el Grande, uno de los faraones más poderosos.
El informe ha concluido, tal ejemplo Cervantes, con la siguiente sentencia "el escenario más probable es que esas rodillas momificadas verdaderamente pertenecieran a la reina Nefertari".
Igual que con el caso del escritor alcalaíno, suponen, pero la mayoría de los medios de comunicación ya han adado en sus titulares la certeza del hallazgo.
Los académicos Stephen Buckley y Joann Fletcher, de la Universidad inglesa de York, son los que han lanzado a los medios el resultado de la investigación en la que participaron. Aseguran que han participado en una investigación internacional que determinó la presunta procedencia de esas extremidades, mediante exámenes químicos y paleopatológicos y datación por radiocarbono. Así se ha llegado a la conclusión de que las piernas, extraídas por arqueólogos italianos en 1904 de una tumba del Valle de las Reinas en Egipto, son de una mujer adulta de unos 40 años.
El análisis químico efectuado por Buckley corroboró que los materiales utilizados para embalsamarlas se ajustan a la tradición de momificación egipcia del siglo XIII AC, lo que, junto con otros indicios, indican que Nefertari pudo ser su dueña. "Tanto Stephen como yo tenemos gran experiencia en estudiar las momias reales egipcias, y las pruebas que hemos podido reunir sobre los restos de Nefertari no solo complementan las investigaciones que hemos hecho sobre la reina y su tumba, también nos permiten añadir otra pieza al puzzle de lo que se sabe sobre la momificación en Egipto", declaró Fletcher.
 
EE.UU. devuelve a Egipto la mano de una momia
 
Las autoridades estadounidenses devolvieron la semana pasada a Egipto una mano momificada que traficantes de arte trataron de introducir al país como un objeto de una película de ciencia ficción, así como dos sarcófagos, una máscara y un sudario de una momia, todos ellos robados.
La mano, de casi 3.000 años de antigüedad, fue encontrada por los agentes de aduanas del aeropuerto internacional de Los Ángeles en un paquete con la etiqueta "66 dólares, atrezo para película de ciencia ficción". "En realidad había sido comprada a un traficante en Francia por 1.500 dólares", según aseguró la directora del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas estadounidense (ICE), Sarah Saldaña, durante un acto en la embajada de Egipto en la que entregó los objetos robados.
La mano se situó durante la ceremonia en un podio y, a pesar de haber sufrido un robo, se encontraba tan bien preservada que todavía podían apreciarse las uñas y las arrugas que rodean los nudillos, según dijo a Efe el arqueólogo Fredrik Hiebert, que colabora con la revista National Geographic. Además de la mano momificada, las autoridades estadounidenses entregaron al Gobierno egipcio el sarcófago de madera de un niño, otro sarcófago, un sudario y la máscara dorada de una momia. En opinión de Hiebert, una de las piezas "con más valor emocional" de la colección es el pequeño sarcófago que perteneció a un niño o a una adolescente joven de una familia de clase media. "Era alguien muy querido por su familia y que fue muy cuidado. Es importante pensar en hace 2.500 años, hacer un viaje al pasado y ver que (el sarcófago) nos ayuda a imaginar la vida social de las familias en el Antiguo Egipto", destacó Hiebert, que colaboró en la investigación con las autoridades estadounidenses.
El pequeño sarcófago, el sudario, el otro sarcófago y la máscara de la momia fueron encontrados por los agentes del ICE de Nueva York que durante años siguieron la pista a un grupo internacional de criminales que se dedicaba a vender en el mercado negro piezas arqueológicas para luego lavar el dinero ilícito.
Primero, en septiembre de 2009, descubrieron uno de los sarcófagos en una cochera del barrio neoyorquino de Brooklyn y luego, un año más tarde, los agentes consiguieron incautar un cargamento de mercancías egipcias que los criminales trataban de introducir a EE.UU. Las autoridades siguieron la pista al grupo hasta que lograron arrestar a cuatro personas y recuperar tres millones de dólares, así como 7.000 piezas culturales de Egipto, India, Grecia e Irak.
Como parte de esa operación, bautizada "la maldición de la momia", los agentes han realizado 19 registros en residencias y negocios de Estados Unidos, dos personas han sido condenadas y las autoridades le siguen la pista a un fugitivo internacional, según indicó Saldaña durante la ceremonia. Saldaña y el ministro de Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, formalizaron la devolución de las piezas arqueológicas con la firma de un "certificado de transferencia", en el que se reconoce que la obra es "parte de la herencia cultural egipcia" y pertenece al país árabe.
Las cinco piezas arqueológicas se exhibirán en el Gran Museo Egipcio (GEM), que aspira a ser el museo arqueológico más grande del mundo.
El acuerdo de protección cultural, el primero que Washington firma con un país de Oriente Medio, busca evitar el tráfico de las valiosas reliquias del Antiguo Egipto y establece restricciones a la importación de material arqueológico egipcio con un origen situado entre el 5.200 antes de Cristo y el 1.517 después de Cristo. Desde 2007, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos ha devuelto más de 80 artículos a Egipto, separados en cuatro repatriaciones. 

Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO 128

08 de enero de 2018

REVISTA NÚMERO 127

11 de noviembre de 2017

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017

REVISTA NÚMERO 123

20 de marzo de 2017