El recinto funerario cerró en 1992 por problemas de seguridad y, desde entonces, pese a estar declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en el 2000, ha permanecido cerrado al público. El 22 de enero empezaron los los trabajos de recuperación con las tareas de limpieza de vegetación previas a la actuación arqueológica, que tiene el objetivo de restaurar una selección de las 2.000 tumbas que se extienden en los 2.000 metros cuadrados de la Necrópolis. " /> 

La Necrópolis de Tarragona, cerrada desde 1992, abrirá de nuevo sus puertas durante el mes de abril

Publicado: domingo, 10 de febrero de 2013



El recinto funerario cerró en 1992 por problemas de seguridad y, desde entonces, pese a estar declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en el 2000, ha permanecido cerrado al público. El 22 de enero empezaron los los trabajos de recuperación con las tareas de limpieza de vegetación previas a la actuación arqueológica, que tiene el objetivo de restaurar una selección de las 2.000 tumbas que se extienden en los 2.000 metros cuadrados de la Necrópolis.

Volver Realizar comentario


 
La reapertura de la Necrópolis de Tarragona podría realizarse durante el mes de abril, después de que el pasado mes de enero comenzaran otra vez los trabajos arqueológicos según anunció el delegado de Cultura, Jordi Agràs.
El recinto funerario cerró en 1992 por problemas de seguridad y, desde entonces, pese a estar declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en el 2000, ha permanecido cerrado al público. El 22 de enero empezaron los los trabajos de recuperación con las tareas de limpieza de vegetación previas a la actuación arqueológica, que tiene el objetivo de restaurar una selección de las 2.000 tumbas que se extienden en los 2.000 metros cuadrados de la Necrópolis.
La arquitecta responsable del proyecto, Jaqueline Pacheco, ha explicado que el objetivo es que el recinto sea seguro, esté bien señalado y enseñar de manera didáctica los ritos funerarios romanos.  El arqueólogo que dirige la actuación, Anto Remolà, ha especificado que "se trata de hacer un discurso coherente de los ritos funerarios, cómo enterraban los romanos a sus muertos". Por ello, se señalizará el recinto con tres colores, correspondientes a las tres partes más diferenciadas del yacimiento: la casa romana (domus), la parte de la Vía Romana y la Necrópolis.
La Necrópolis concentra 2.051 tumbas documentadas, que abarcan desde el siglo III al período visigótico, y aún queda una parte por excavar, en el entorno de la antigua fábrica de la Tabacalera, donde está previsto trasladar, aún sin calendario ni presupuesto, el Museo Nacional Arqueológico de Tarragona (MNAT).
Según una información publicada en La Vanguardia, “el objetivo del proyecto de adecuación y mejora de la Necrópolis, por valor de 250.000 euros, es abrir el yacimiento al público y hacer más comprensible al visitante los restos conservados en el área de exposición. Se concibe como un paso previo a la redacción de otro proyecto de mayor alcance que incluya una intervención completa en el conjunto monumental”.
El descubrimiento de la Necrópolis de Tarragona se produjo en el año 1923 cuando se inició la construcción de una nueva planta de Tabacalera, empresa que costeó las excavaciones dirigidas por el sacerdote Joan Serra Vilaró y la construcción de un museo monográfico "in situ".


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.