La Universidad del País Vasco denuncia la destrucción de un cementerio altomedieval en Álava

Publicado: martes, 02 de agosto de 2016

El análisis de las fotografías aéreas, la estratigrafía del yacimiento y los testimonios recabados en la zona llevan a los investigadores a afirmar que

Volver Realizar comentario

Investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) denubciaron ayer que han hallado en el área de Torrentejo, Labastida (Álava), un cementerio de la Alta Edad Media que ha sido prácticamente destruido en los últimos años por actuaciones para ampliar espacios de viñedo o construir redes de riego.
El Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales de la UPV, que ha participado en la tercera campaña de excavaciones en Torrentejo, ha confirmado la potencialidad arqueológica de este yacimiento, que estuvo en uso desde la prehistoria reciente hasta nuestros días.
Entre los hallazgos más importantes de esta campaña destaca, por un lado, la relevancia de la ocupación Calcolítica, ya que el hallazgo de cerámica campaniforme decorada y de algunos restos óseos permiten sugerir la existencia de un espacio funerario del III milenio antes de Cristo, ha informado la universidad pública vasca. Asimismo, se han producido nuevos descubrimientos sobre la primera ocupación de la aldea en la Alta Edad Media.
Entre ellos destaca la aparición de un cementerio previo a la fundación de las iglesias de Santa María, así como algunas construcciones fechadas en la Alta Edad Media, una de las cuales podría ser un palacio rural por su gran calidad constructiva, con lo que ésta es la primera vez que se descubren viviendas de las primeras aldeas medievales en la Rioja Alavesa.
La excavación también ha mostrado la gran entidad que tuvo la implantación del poder feudal y de la monarquía navarra en la aldea.
No obstante, el profesor de la UPV Juan Antonio Quirós ha denunciado en un comunicado que estos hallazgos se encuentran casi totalmente destruidos por intervenciones recientes "sin control arqueológico" alguno, lo que pone en evidencia a su juicio la situación en que se encuentra el patrimonio de la Rioja Alavesa. "La destrucción casi completa del cementerio altomedieval, la profunda alteración de las terrazas bajomedievales y el arrasamiento de una parte relevante de la ocupación calcolítica o las alteraciones sufridas en el entorno del yacimiento son solamente algunos de los procesos de destrucción que han tenido lugar en Torrentejo en menos de 10 años", ha señalado Quirós.
El análisis de las fotografías aéreas, la estratigrafía del yacimiento y los testimonios recabados en la zona llevan a los investigadores a afirmar que "una parte significativa de estas destrucciones tuvieron lugar en el año 2005, ocupando terrenos de propiedad pública para ampliar los espacios de viñedo".
Otras han tenido lugar en 2014 al hacer una red de riego y algunas, aunque no se han podido fechar, son también recientes por el tipo de maquinaria utilizada. "¿Qué quedará de los yacimientos rurales de la Rioja alavesa dentro de 10 años?", se pregunta Quirós, quien considera "paradójico que todo esto ocurra mientras los paisajes culturales del vino y del viñedo de la Rioja alavesa son declarados bienes culturales".
Los trabajos de esta campaña arqueológica también han permitido constatar que, tras la adquisición de la aldea por parte del monasterio de San Millán de la Cogolla, Torrentejo fue profundamente transformado mediante la construcción de la iglesia románica actual.
El lugar fue abandonado en la Baja Edad Media y volvió a ser ocupado durante el siglo XVII, cuando se construyó la iglesia actual y toda una serie de edificaciones de carácter residencial y productivo. Tras un nuevo abandono, el municipio de Labastida reconstruyó el templo hacia 1780, informa Efe

Info en la UPV-EHU

 


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.