Lo último del ‘Caso Neruda’: laboratorios de Canadá y Dinamarca examinan una bacteria de sus huesos

Publicado: jueves, 25 de febrero de 2016

Dos laboratorios, uno de Canadá y otro de Dinamarca, iniciaron nuevos análisis de fragmentos óseos del poeta Pablo Neruda, en el marco de la investigación que se realiza en Chile para determinar las causas exactas de su muerte, informaron ayer fuentes oficiales.

Volver Realizar comentario

Dos laboratorios, uno de Canadá y otro de Dinamarca, iniciaron nuevos análisis de fragmentos óseos del poeta Pablo Neruda, en el marco de la investigación que se realiza en Chile para determinar las causas exactas de su muerte, informaron ayer fuentes oficiales.
Se trata del Centro de ADN Antiguo de la Universidad de McMaster (Canadá), y del Departamento de Medicina Forense de la Universidad de Copenhague, precisó en un comunicado el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.
Los expertos, según la fuente, buscarán extraer, purificar y enriquecer el ADN de la bacteria estafilococo dorado, no asociada al cáncer que Neruda padecía, encontrada en mayo de 2015 en pruebas realizadas en Murcia.
En Chile está aún abierta una investigación judicial para determinar si el ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971 murió a causa de un cáncer de próstata que padecía o fue envenenado por agentes de la dictadura de Augusto Pinochet.
El poeta murió en una clínica de Santiago el 23 de septiembre de 1973, pocos días después del golpe que encabezó Pinochet para derrocar al gobierno de Salvador Allende.
Durante años la familia y allegados de Neruda aceptaron la versión de que había fallecido de cáncer, pero en 2011 el Partido Comunista presentó una denuncia para que se investigara su muerte, basada en declaraciones de Manuel Araya, antiguo chófer del poeta, quien sostuvo que Neruda había sido envenenado.
El crimen, según Araya, fue cometido por agentes de Pinochet mediante una inyección letal, en momentos en que Neruda había aceptado viajar a México, donde encabezaría la oposición al régimen militar.
Por orden del juez Mario Carroza, el cuerpo de Neruda fue exhumado el 8 de abril de 2013 y en noviembre de ese año un grupo de expertos chilenos y extranjeros que hicieron peritajes a sus restos descartaron una muerte por envenenamiento. Sin embargo, Carroza mantuvo abierta la investigación por considerar que los resultados no eran concluyentes y ordenó nuevos exámenes.
En octubre de 2015 familiares de Neruda afirmaron que a Neruda le inocularon en la clínica la bacteria "estafilococo dorado", altamente agresiva y resistente a la penicilina, que sólo se produce en laboratorios.
La denuncia se basaba en los resultados de unas pruebas realizadas en España, según un informe enviado al juez por el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior. Dicho informe consideraba "altamente probable" que Neruda hubiera sido asesinado.
En el de hoy, el Programa de Derechos Humanos precisa que las nuevas indagaciones apuntan a determinar si el estafilococo dorado estaba presente en el cuerpo del poeta antes de su ingreso a la clínica, o si por el contrario ingresó posteriormente en su organismo.
El pasado 3 de febrero, el juez Carroza ordenó que el próximo 36 de abril los restos de Neruda sean devueltos a su tumba en la localidad de Isla Negra, a 120 kilómetros al suroeste de Santiago.
La decisión se adoptó por el prolongado tiempo transcurrido desde la exhumación y porque ya están cumplidas las diligencias que requieran la permanencia de los restos a disposición del tribunal, dijo el juez. Sólo queda pendiente, añadió, "la ampliación de (una) pericia genómica", por lo cual, ordenó dejar muestras óseas "en reserva".
El Ministerio del Interior señaló hoy que los resultados de las nuevas pericias se esperan para los próximos meses y serán informados directamente al juez Carroza.
Científicos de Canadá y Dinamarca comenzaron los análisis de una bacteria hallada en el cadáver del poeta Pablo Neruda y que, según los primeros indicios, no guardaría relación con el cáncer de próstata que le habría causado la muerte en 1973.
La bacteria, estafiloco dorado, fue localizada en un estudio realizado en 2015, dentro de las pesquisas judiciales que intentan determinar de forma definitiva si Neruda murió víctima del cáncer -como sostiene la versión oficial- o fue envenenado.
El programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior chileno ha informado este miércoles en un comunicado de que laboratorios de Canadá y Dinamarca ya han comenzado a analizar la bacteria para determinar, entre otras cuestiones, si estaba en el cuerpo del poeta antes de ingresar en la Clínica Santa María o se contagió después.
"Dado que no se trata de una bacteria común en Chile en aquella época, descubrir su ADN permitiría la posibilidad de profundizar en el conocimiento de este agente bacteriano" y, en consecuencia, "saber de dónde provino y cuál podría ser su primer origen", ha explicado el Gobierno, según el periódico 'La Tercera'.
Los restos óseos que no fueron enviados para su análisis serán sepultados el próximo 26 de abril en la localidad costera de Isla Negra, junto a los de la esposa de Neruda, Matilde Urrutia.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.