El cadáver de Solimán fue transportado a Estambul para ser enterrado pero, según la leyenda, le retiraron el corazón y los órganos para sepultarlos en el sitio donde murió. " /> 

Un investigador asegura haber encontrado la tumba del corazón de Solimán el Magnífico

Publicado: jueves, 10 de diciembre de 2015


El cadáver de Solimán fue transportado a Estambul para ser enterrado pero, según la leyenda, le retiraron el corazón y los órganos para sepultarlos en el sitio donde murió.

Volver Realizar comentario


La tumba en la que según la leyenda se encuentra el corazón del sultán otomano Solimán el Magnífico fue hallada de forma "casi segura" en Hungría, aseguró este miércoles un investigador a la agencia francesa AFP.
Solimán, al que los historiadores consideran como el gobernante otomano más destacado, murió en 1566 en Szigetvár, a 190 kilómetros al sur de Budapest, donde su ejército sitiaba un castillo defendido por las fuerzas húngaras.  "Puede apostar a que es [la tumba], es casi seguro", aseguró Norbert Pap, director del equipo de investigadores que iniciaron en octubre las excavaciones en el lugar del hallazgo.
El cadáver de Solimán fue transportado a Estambul para ser enterrado pero, según la leyenda, le retiraron el corazón y los órganos para sepultarlos en el sitio donde murió, explicó Pap. Las excavaciones, que se suspendieron ante la llegada del invierno, se retomarán en abril y deberían confirmar que se trata de la tumba, añadió.
Los objetos hallados en el yacimiento y los adornos en los fragmentos de pared coinciden con los de su tumba en Estambul. La ubicación de la tumba encaja, además, con los dibujos históricos.  El equipo de investigadores empezó a estudiar la zona en 2013 y, en octubre, empezó a cavar en el lugar exacto donde se cree que murió el sultán, en septiembre de 1566, cuando tenía 71 años.
La búsqueda también reveló la presencia de restos de una mezquita, de un monasterio y de otros edificios, cuya ubicación coincide con la de una ciudad otomana llamada Turbek, que aparece en un mapa medieval francés con la inscripción: "Aquí yace Solimán". "El hallazgo es extraordinario ya que la ciudad es única para la Hungría otomana", aseguró Pap, profesor de geografía en la Universidad de Pecs, en el sur de Hungría. "Los otomanos solían ocupar ciudades existentes en los territorios que conquistaban en lugar de construir una propia", explicó.
Después de que el imperio austriaco de los Habsburgo recuperara Hungría a los turcos, a finales del siglo XVII, la tumba y la ciudad fueron destruidos.
Solimán, que nació en 1494, y cuyo reinado entre 1520 y 1566 fue el más largo de un sultán, amplió mucho las fronteras del Imperio Otomano, conquistando grandes territorios de los Balcanes, de Oriente Medio y del norte de África.

 
+ INFO
Artículo de National Geographic

 
Artículo de la Wikipedia


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.