‘Adiós Cultural’ entregó hoy en un concurrido acto público en Madrid los premios de la segunda edición del Concurso de Cementerios a Montánchez, Granada, Lugo, Avilés y Roques Blanques " /> 

El presidente de Funespaña reivindica el importante trabajo “anónimo y callado” de los profesionales que dignifican los cementerios españoles

Publicado: miércoles, 28 de octubre de 2015


‘Adiós Cultural’ entregó hoy en un concurrido acto público en Madrid los premios de la segunda edición del Concurso de Cementerios a Montánchez, Granada, Lugo, Avilés y Roques Blanques

Volver Realizar comentario


Francisco Marco, presidente de Funespaña, durante su intervención.
Premiados, directivos de Funespaña, de la rrevista 'Adiós Cultural' y miembros del jurado en la foto de 'familia', tras el acto.
Un momento del acto, celebrado en la sala Siluro Concept de Madrid. Abajo, dos momentos del acto.

Francisco Marco, presidente de Funespaña, ha reivindicado hoy el trabajo “anónimo y callado pero imprescindible de las instituciones y ayuntamientos que trabajan para dignificar los cementerios españoles. Hay una actuación de muchas personas anónimas que quieren hacer de esos lugares algo más cercano y más alegre donde podamos recordar a las personas que un día nos dejaron. A esa forma de trabajar para que nos sintamos mejor quiero hoy hacer un reconocimiento especial porque, además, están trabajando para hacer un gran bien por el patrimonio de todos”. Francisco Marco realizó esta declaración durante la entrega de los premios del II Concurso de Cementerios de la revista ‘Adiós Cultural’ que se desarrolló en la sala Siluro Concept de Madrid.
Los premios entregados hoy fueron: Mejor Cementerio para el de Montánchez (Cáceres) ubicado en la ladera de un risco coronado por un castillo árabe; Mejor Monumento Funerario para un panteón neogótico del siglo XIX del sacramental de San Froilán (Lugo); Mejor Escultura para la tumba de los marqueses de San Juan de Nieva en La Carriona (Avilés); y Mejor Historia Documentada para la conocida como la tumba de La Bella Durmiente en San José (Granada). También se entregó el premio a la mejor iniciativa medioambiental a ‘Roques Blanques’, un cementerio parque de Barcelona que respeta la orografía y otras características naturales del terreno y en el que no existen edificaciones, solo árboles y naturaleza para recordar a los fallecidos y que tras ser incinerados son allí enterrados.
Marco explicó que “con actuaciones como ésta de hoy estamos normalizando algo consustancial con la vida misma y con la historia de la humanidad: enterrar a nuestros seres queridos. Hoy día los cementerios son la forma más habitual de homenajear nuestros seres queridos y el lugar en el que de alguna manera los tenemos más cerca de nosotros”.
Uno de esos ejemplos a los que hacía referencia el presidente de Funespaña es ‘Roques Blanques’, diseñado por los arquitectos Enric Battle y Joan Roig hace más de 30 años y en donde se entierran urnas cinerarias biodegradables plantando árboles para reforestar la zona al tiempo que se ofrece una solución cien por cien ecológica para las cenizas. También dispone de la opción de los Árboles Familiares, donde estas plantas son de mayor edad y dimensiones, lo que permite la inhumación a su alrededor de hasta cinco urnas de una misma familia. En 2014, este tipo de enterramiento supuso el 33 % de la demanda de los servicios funerarios de Roques Blanques, que aprovechan su actividad para recuperar la sierra de Collserola, ubicada en el área metropolitana de Barcelona, a pocos kilómetros de la ciudad.
Precisamente, el naturalista y escritor Joaquín Araújo, presidente del jurado técnico que concede el premio medioambiental ha calificado el árbol como "símbolo de vida" y "principal instrumento" para reunir a los seres queridos de los difuntos, al tiempo que cumple una función ambiental ante una atmósfera "lisiada". Araújo ha sugerido la posibilidad de plantar uno por cada año de que vivió la persona que pierde la vida a diario como forma de "compensar" la tala indiscriminada y los incendios que cada año destruyen 24 millones de árboles, lo que permitiría reforestar el planeta con 10 millones de ejemplares anuales.
La revista "Adiós Cultural" es la impulsora de estos premios, que puso en marcha en 2014 para promover la riqueza patrimonial, histórica y cultural de estos "museos al aire libre" con un premio económico dirigido a la preservación del entorno según ha indicado José Vicente Aparicio, subdirector de Funespaña, quien ha asegurado que este acto persigue también promover el "turismo emocional" y acercan su valor artístico, patrimonial y natural a la ciudadanía.
En esta misma línea se manifestó Jordi Valmaña, presidente de la Asociación de Funerarias y Cementerios Municipales, que agrupa a 35 empresas en toda España, y que colabora en este certamen. Valmaña explicó que durante los últimos años “ha crecido entre nuestros asociados la conciencia de que tenemos un gran y rico patrimonio funerario que hasta el día de hoy no se había valorado por parte de la ciudadanía en toda su importancia. Sin embargo, en el transcurso de esta última década se ha producido un cambio radical en esa concepción. Todo esto nos permite hablar de un ‘turismo de cementerios’, expresión que, curiosamente, los propios gestores nos negábamos a utilizar cuando, en realidad, era eso lo que estábamos potenciando”.
María José Franco Sánchez, alcaldesa de Montánchez y Marivi Monteserin Rodriguez, alcaldesa de Avilés; junto a Ana Prieto, teniente de alcalde de Lugo, y María Francés, concejal de protección ciudadana y movilidad del Ayuntamiento de Granada, recogieron sus respectivos premios en una jornada en la que actuó como maestra de ceremonias la redactora jefe de ‘Adiós Cultural’, Nieves Concostrina.
La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, que ha recogido el galardón que distingue al panteón de la Marquesa de San Juan de Nieva del Cementerio Municipal de La Carriona como la Mejor Escultura Funeraria de España, ha destacado que “Avilés, como ciudad milenaria, tiene un importante legado monumental. Su recuperación en las últimas décadas ha sido una de las líneas de actuación más destacadas de la gestión municipal y es un orgullo para todos los avilesinos y causa la admiración de quienes nos visitan”. También anunció que el premio tiene una aportación económica de 1.000 euros, que se destinarán a las tareas de restauración de la propia escultura, que han concluido hace escasas fechas, y a la ampliación de paneles en el espacio expositivo del CICLAC para incluir la figura de Yago Lamela, todo un referente en el mundo deportivo. En el acto estuvo presente Alfonso de Maqua, marqués de San Juan, propietario del panteón cuya escultura que representa un ángel trompetero obra más reconocida del escultor asturiano Cipriano Folgueras, construida en 1902.
Ana Prieto, primera teniente de Alcalde de Lugo, subrayó que este galardón "fortalece el posicionamiento de nuestra ciudad como destino cultural en el mapa del país". Prieto mostró el orgullo que supone para el Ayuntamiento y los lucenses este reconocimiento, que engrosa "las distinciones a nuestro patrimonio histórico y cultural, lo que  los excepcionales recursos con los que contamos en la ciudad y potencia, aun más, el atractivo turístico de Lugo". También destacó que el Gobierno "está haciendo una apuesta firme por consolidar el turismo como motor económico para crear riqueza y empleo. Apostamos por un turismo cultural, gastronómico y accesible, y esta declaración de Mejor Monumento Funerario de España los ayudan a avanzar cara esa meta". Asimismo, agradeció a los trabajadores del Ayuntamiento, en concreto del área de Servicios Generales, "el esfuerzo, compromiso e ilusión" que pusieron para conseguir este distintivo.
 Por su parte, la alcaldesa de Montánchez, cementerio ganador como Mejor cementerio de España en esta edición, reconoció la importancia que tiene para este municipio la obtención de este premio y el orgullo que para sus conciudadanos significaba. También reconoció el impulso que ha supuesto para este pueblo cacereño el reconocimiento desde el punto de vista cultural y turístico para el futuro del municipio.
El jurado de los premios estuvo formado por Nieves Concostrina -redactora-jefe de la revista, novelista, radiofonista y periodista especializada, entre otros, en este tema-, Mercedes Fernández Martorell -antropóloga y profesora de la Universidad de Barcelona-, Ana Valtierra -doctora en Historia y Teoría del Arte-, Jordi Valmañá -presidente de la Asociación de Funerarias y Cementerios Municipales-, Esther Celma - del grupo de Facebook "Apoyamos la Ruta Europea de Cementerios"-, Joaquín Araújo -naturalista y escritor- y Gabino Abánades, del Grupo Funespaña.
Los premios son de 3.000 euros al mejor cementerio en su conjunto (Montánchez), 2.000 euros a la mejor iniciativa medioambiental (Roques Blanques) y 1.000 euros para cada una de las tres siguientes categorías: mejor monumento arquitectónico (Lugo), mejor escultura (Avilés) y mejor historia documentada registrada en el recinto (Granada). Durante el acto también se entregó una placa a los segundos y terceros clasificados en cada una de las categorías del concurso.
Más información sobre el resultado del concurso se puede consultar en la web
http://www.revistaadios.es/micementerio_segunda_edicion.html

Los premiados. de izq a dech, representantes de Roques Blanques, Granada, Avilés, Montánchez y Lugo.
Joaquín Araújo, durante su intervención.
José Vicente Aparicio, subdirector general de Funespaña.
Jordi Valmaña.



  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.