Noticias

martes, 27 de noviembre de 2012

Un equipo de expertos ha exhumado hoy los restos de Arafat para comprobar si fue envenenado o no

Volver  Realizar comentario
Tamaño de Letra+- Imprimir

 
 
Los restos del histórico líder palestino Yaser Arafat han sido exhumados hoy para que un equipo de expertos suizos y franceses pueda determinar las causas de su muerte ante la posibilidad de que fuera envenenado.
El cuerpo fue desenterrado a primera hora de la mañana del mausoleo emplazado en la sede de la gobernación de Ramala, la Mukata, y los investigadores europeos han podido extraer muestras del mismo, dijeron fuentes oficiales palestinas.
Magistrados franceses abrieron en agosto una investigación de asesinato sobre la muerte de Arafat en París, después de que un instituto suizo dijera haber encontrado altos niveles de polonio radiactivo en sus ropas, ofrecidas por su viuda, Suha.
Arafat, que lideró las aspiraciones palestinas de establecer un estado durante años de guerras y tratados de paz, murió en 2004 a los 75 años en París tras una breve y misteriosa enfermedad, según una información de Reuters.
En su momento no se realizó una autopsia por petición de Suha, y los médicos franceses que le atendieron dijeron que no habían podido determinar la causa de su muerte. Pero las acusaciones de juego sucio aparecieron de inmediato y muchos palestinos culparon a Israel, que tras un alzamiento palestino confinó a Arafat a su cuartel general en Ramala, Cisjordania, durante los últimos dos años y medios de su vida. Israel ha negado las acusaciones, invitando a los líderes palestinos a hacer público su historial médico, que nunca se hizo público tras su muerte.
Expertos de Suiza, Francia, Rusia y los territorios palestinos participaron en la exhumación, realizada lejos de los ojos del público tras unas lonas azules erigidas cuidadosamente en torno a su mausoleo de piedra en Ramala.
Los trabajadores colocaron una enorme bandera palestina para cubrir la parte superior del monumento, colocado dentro del complejo presidencial del sucesor de Arafat, Mahmud Abas.
"Se tomarán muestras de acuerdo con un protocolo muy estricto y estas muestras se analizarán", indicó Darcy Christen, portavoz del Hospital Universitario de Lausana en Suiza, que realizó las pruebas originales sobre la ropa de Arafat. "Realizar estos análisis, para comprobar, recomprobar y volver a comprobar, llevará varios meses y no creo que tengamos nada tangible disponible antes de marzo o abril del año que viene", añadió.
 
Polonio
 
Una investigación reveló que el polonio, al parecer ingerido con la comida, causó al muerte del ex espía ruso Alexander Litvinenko en Londres en 2006. Pero algunos expertos han cuestionado que Arafat pudiera haber muerto de esta manera, apuntando a una breve recuperación durante su enfermedad que, según dicen, no encaja con el envenenamiento radiactivo. También señalan que no perdió todo el cabello. Se cree que ocho años es el límite para detectar trazas de polonio, una sustancia que se descompone con rapidez, y el hospital de Lausana puso en duda en agosto que mereciera la pena buscar muestras si el acceso al cuerpo de Arafat se retrasaba hasta "octubre o noviembre". No todos los parientes de Arafat han accedido a la exhumación, y la propia Suha no acudió a Ramala para la operación. Los restos de Arafat volverán a enterrarse con honores militares el martes cuando se completen las tareas forenses. Trabajando junto con el equipo forense, magistrados franceses han acudido esta semana a Ramala para interrogar a miembros del círculo más cercano al líder palestino para ver si pueden arrojar algo de luz sobre su muerte.

Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO 128

08 de enero de 2018

REVISTA NÚMERO 127

11 de noviembre de 2017

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017

REVISTA NÚMERO 123

20 de marzo de 2017