El cementerio histórico del Congreso de Washington vuelve a alquilar al menos 30 cabras para pastarr en 1,6 acres de área arborizada del cementerio para eliminar especies invasoras que atacan árboles gigantes.un escuadrón de cabras contra las malas hierbas. Las autoridades de Washington recurren a animales para limpiar el cementerio y así evitar el uso de herbicidas. Foto de Michael Reynolds para Efe. " /> 

El cementerio histórico del Congreso de Washington vuelve a usar un rebaño de cabras contra las malas hierbas

Publicado: martes, 11 de agosto de 2015


El cementerio histórico del Congreso de Washington vuelve a alquilar al menos 30 cabras para pastarr en 1,6 acres de área arborizada del cementerio para eliminar especies invasoras que atacan árboles gigantes.un escuadrón de cabras contra las malas hierbas. Las autoridades de Washington recurren a animales para limpiar el cementerio y así evitar el uso de herbicidas. Foto de Michael Reynolds para Efe.

Volver Realizar comentario



Aproximadamente un centenar de cabras tomaron un año más el Cementerio del Congreso en Washington durante la semana pasada y se dedicaron a lo que mejor saben hacer, comer hierba, con un fin práctico a la par que ecológico: limpiar de malas hierbas el histórico lugar de descanso de legisladores en pleno corazón de la capital estadounidense. “Las cabras pastan las 24 horas del día durante seis días, eliminando enredaderas, hiedra venenosa, la cubierta vegetal y hasta detritus a la par que fertilizan el suelo”, según la Asociación para la Preservación del histórico cementerio. Según la organización, este revolucionario uso de cabras elimina la necesidad de usar dañinos herbicidas, a la par que impide que especies invasivas y a menudo foráneas maten grandes árboles maduros en la zona boscosa del cementerio, lo que podría provocar su caída y como resultado dañar lápidas históricas de valor incalculable.
A ello se une otra ventaja, esta de tipo económico, reconoce el presidente del histórico cementerio, Paul Williams: frente a costosos pesticidas, el centenar de cabras, por una semana de trabajo, cuestan apenas 4.000 dólares. Williams invitó a curiosos a dar un paseo por el cementerio, ubicado en pleno Washington, para ver el progreso del trabajo de las cabras, que con todo no vagarán libremente por el recinto sino que se limitarán a mordisquear las hierbas de su perímetro exterior. “El público está invitado a ver las cabras en el cementerio, aunque se recomienda que se mantengan apartados de la valla para no molestar a los animales”, dice Williams al presentar públicamente a los nuevos inquilinos temporales del cementerio que alberga más de 6.500 tumbas.
Las ‘ecocabras’ tienen ya a sus espaldas -o en sus estómagos- cinco años de experiencia limpiando de rastrojos y malas hierbas parques y recintos históricos, lo que las ha llevado a protagonizar reportajes de periódicos y cadenas de televisión.


  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo.
  • Redactora jefe: Nieves Concostrina.
  • Coordinadora: Isabel Montes.
  • Diseño: Román Sánchez.
  • Fotografía: J.Casares.
  • Producción: Jose Luis Martín.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Mercedes Fernández Martorell, Carlos Santos, Guinés García Argüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero y Javier Fonseca.
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.