Noticias

domingo, 05 de julio de 2015

Las cenizas de Pilar Belzunce se enterrarán junto a las de su marido, el escultor Eduardo Chillida, bajo un magnolio

Volver  Realizar comentario
Tamaño de Letra+- Imprimir

Pilar Belzunce, viuda de Eduardo Chillida, fallecida ayer los 89 años, será incinerada y sus cenizas se enterrarán bajo el magnolio donde fueron depositadas las del artista en agosto de 2002, en el área privada del museo Chillida Leku de Hernani (Gipuzkoa).
Nacida en Filipinas en 1925, Pili, como la llamaban en su familia, era una parte "indisoluble" de Eduardo Chillida y desde la muerte del creador "se había ido aislando". "Excepto a sus hijos, no conocía a nadie más", ha explicado a EFE un allegado a la familia. Pese a su silenciosa enfermedad, no se encontraba mal y se dedicaba a pintar -"lo hacía muy bien"-, pero esta semana contrajo una neumonía que le ha causado la muerte. "Todos estos días ha estado acompañada de sus ocho hijos", ha agregado.
Pilar Belzunce conoció a Chillida siendo adolescente y se hicieron inseparables, se casaron en 1950 y desde entonces, mientras el escultor se dedicaba a su arte, "ella se encargó de gestionar todo lo demás", incluidas las relaciones con las galerías y las cuestiones económicas. "Ella fue quien le animó a dejar la carrera de arquitectura y dedicarse a la creación, la que le animó a reinventarse cuando tras su estancia en Francia empezó a destruir sus obras y la que le animó a buscar un espacio para guardar sus esculturas", ha destacado este allegado.
También fue quien se encargó de guardar "todo lo que hacía, cualquier dibujo en un papel, todo" desde que un galerista le pidió que no volviera a dejar que Chillida destruyera sus obras -fueron las de su primera etapa, de la apenas existen piezas-. "Él era lo que era gracias a Pili", ha subrayado.
Ahora, en el caserío de Zabalaga, en ese lugar que encontraron los dos para convertirlo en Chillida Leku, serán enterradas sus cenizas junto a las su marido.

Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid



Otros Medios

22 abril 2018
La necrológica, un género periodístico vivo
El programa de la SER 'A Vivir' ha realizado una interesante tertulia sobre la Necrológica como una de los géneros más singulares del periodism
22 abril 2018
El doloroso final de Marcela
La responsable de tramitar los testamentos vitales de la consejería de Sanidad en Canarias fallece sin que el suyo se haya cumplido, afirman sus familiares
22 abril 2018
La trastienda de la muerte
Manuel Vilas presenta en la SER su libro 'Ordesa'. Y Juanjo Millás enseña lo que no suele verse en un tanatorio.
21 abril 2018
Cementerios gallegos a los que ir de vivo: una ruta por los más singulares de la comarca
Ahora los turistas se hacen «selfies» ante las tumbas en las visitas guiadas. No existe ruta oficial, pero en patrimonio funerario somos una potencia.

Las Firmas

Revista Adiós
julio 2015 Lourdes Cacho Contar y escribir, vivir y morir
Revista Adiós
julio 2015 Javier del Hoyo La muerte del Minotauro

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO 129

01 de abril de 2018

REVISTA NÚMERO 128

08 de enero de 2018

REVISTA NÚMERO 127

11 de noviembre de 2017

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017