Derio
Bilbao
Visita su página web
Panteón en forma de gruta, perteneciente a doña Amalia Ulacia, que acoge un grupo escultórico de la Piedad realizado en mármol blanco y firmado por Quintín de la Torre en 1908. La Virgen, con expresión dramática, se reclina junto al cuerpo inerte de Cristo, que yace tendido sobre el suelo. El apóstol San Juan, en un segundo plano, permanece de pie, vestido con un ampuloso manto de abundante plegado ante el que cruza las manos. Su gesto es menos expresivo, con la boca apenas entreabierta, y el cabello humedecido. Completa el conjunto un friso con distintas escenas de la vida de Cristo sobre el féretro insertado en el muro de la gruta.