Municipal San José
Cádiz
Visita su página web
 
            Construida en hormigón armado con una superficie de casi 200 m2 en planta sótano y primera planta, y una altura de 11 m, coronada por un Ángel de 2,5 m de altura elaborado en bronce y patinado en oro, por el artista gaditano Luis Quintero, la “Pirámide Conmemorativa del Cementerio de San José”, es un Monumento único en su género. Pues en sus paredes están grabados los 286.000 nombres de los vecinos de la ciudad de Cádiz, que durante su vida efectiva, es decir, entre 1.800 y 1.992, fueron inhumados en aquel histórico Cementerio. Los referidos nombres están grabados en placas de granito negro (1.910 columnas), en el exterior, y de mármol blanco (4.224 columnas), en el interior, cuya grabación hubo de hacerse de tal forma que al ubicarlas en los palés que se pondrían a disposición de los oficiales de albañilería para forrar las paredes exteriores e interiores del Monumento, las mismas, se fueran ofreciendo al oficial en el mismo orden que debían de ser puestas.
            Los anillos que componen la Pirámide, al estar girados, producen unos astiales, cubiertos con vidrio, que dan una agradable luminosidad al interior del edificio.
            En la Cripta subterránea de la Pirámide se han inhumado, en cajas independientes, los restos de todos aquellos vecinos que, inhumados en su día en el Cementerio de San José de Cádiz, a la fecha de la declaración en ruina de las cuarteladas, no tuvieron familiares que se hicieran cargo de sus restos, pues aquellos ya no residían en la Bahía o bien habían desaparecido también.
            En el interior de la Pirámide existe un ordenador táctil en el que, por la fecha de fallecimiento o los apellidos, se puede localizar la ubicación del paramento en el que se encuentra grabada la inscripción del fallecido que se desee buscar.
            El Ángel que corona la Pirámide está instalado de tal manera que actúa como veleta, de forma que da la cara, siempre, al aire reinante. La actitud del ser angélico, que es común a las tres religiones, Islámica, Hebrea y Cristiana, es la de indicar a las ánimas de la Pirámide, el camino hacia el cielo.