San Javier

Murcia

Don Juan Tenorio, Sueño y Realidad

El Cementerio Parroquial San Francisco Javier de San Javier, uno de los pocos cementerios parroquiales que perviven en la Diócesis de Cartagena, cada último sábado del mes de octubre, y desde hace ya cuatro años, acoge la representación de una de las obras teatrales más representadas de la historia del teatro español: “Don Juan Tenorio”, de José Zorrilla, en medio de un ambiente mágico en el que la oscuridad y la luz de las velas acompañas a los cantos corales que preceden a la representación teatral propiamente dicha.

 ¿Por qué? Porque la segunda parte del tenorio transcurre en un espacio mortuorio, el panteón que el padre de Don Juan manda construir para albergar los cuerpos inertes de las víctimas de su hijo e intentar expiar sus. Por la temática religiosa que envuelve a la obra: la lucha entre el bien y el mal, la salvación y la condena... Porque en la época en la que se escribe el tenorio se estaba desarrollando en Europa el Romanticismo, un movimiento cultural en el que los cementerios se convierten en lugares de evasión para los artistas e incluso en fuentes de inspiración artística. Y porque, siguiente el ejemplo de muchos cementerios protestantes, creemos que a través de la Cultura también podemos rendir culto a nuestros seres queridos que ya no se encuentran con nosotros.

Una obra de teatro dentro de un espectáculo total en el que participan más de un centenar de personas, entre actores, músicos, bailarines y equipo técnico, y al que cada año acuden más de un millar de espectadores.

El Cementerio San Francisco Javier de San Javier se viste de gala. Entorno a las 21h los espectadores son recibidos en la pinada del camino del cementerio por unos personajes de corte carnavalesco que los invitan a vino, frutas de temporada y dulces típicos de la época, al mismo tiempo que les recuerdan lo efímera que es la vida. Seguidamente, la muerte irrumpe entre los espectadores y se dirigen hacia la puerta principal del camposanto, acompañada de la Santa Compaña, perdiéndose entre las tumbas y mausoleos del cementero del año 1900. A continuación espectadores se adentran en el cementerio, decorado con decenas de altares con imágenes religiosas del siglo pasado, miles de velas y cientos de antorchas. La música en directo ameniza el recorrido de los espectadores por el cementerio, que simboliza un viaje en el tiempo a la historia, a la España Imperial, a la Sevilla de Carlos V.

 La Asociación de Belenistas de San Javier se encarga de la ambientación del cementerio (altares, velas, antorchas...). El Orfeón Murciano Fernandez Caballero, distintas corales de la localidad y del Mar Menor, junto a profesores y alumnos del Conservatorio Profesional de Música de San Javier, son los responsables de la música. Y el Grupo de Teatro San Javier es el responsable de la representación teatral propiamente dicha que tiene lugar tras el recorrido previo de los espectadores por el cementerio.

 La representación teatral tiene lugar bajo la pinada del cementerio, donde se instala un escenario de 10 x 8metros y se improvisa un patio de butacas con más de 1200 sillas.

 Un evento sin precedentes en España que llena de vida, a través de la cultura, una vez al año, el Cementerio Parroquial San Francisco Javier de San Javier. Sin duda alguna, hablamos de uno de los grandes acontecimientos culturales del otoño en la Región de Murcia.

Revista Adiós Revista Adiós

  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.