Montjuic
Barcelona
Visita su página web
Los cementerios de Barcelona no sólo abren sus puertas durante el día, desde el año 2006 también lo hacen por la noche. Esta actividad ya forma parte de la agenda cultural de la ciudad de Barcelona. Son miles las personas que han vivido la experiencia y que repiten año tras año, siempre y cuando la lista de espera se lo permite.
Cementiris de Barcelona organiza la ruta nocturna de manera extraordinaria dos veces al año; una coincidiendo con el inicio de la primavera, en el Cementerio de Montjuïc, y otra para Todos los Santos en el Cementerio de Poblenou.
La finalidad de la actividad es mostrar el rico patrimonio cultural de los dos cementerios monumentales que son un reflejo de la historia, así como la evolución de cada ciudad. El recorrido nocturno, iluminado con velas y amenizado con música clásica en directo, pasa por las sepulturas más emblemáticas de cada recinto, ambos construidos en el siglo XIX.
La visita permite a los asistentes viajar al pasado a través de los personajes de la época que van encontrando durante el recorrido; médicos, científicos, escritores y artistas, que reposan en estos recintos, explican en primera persona momentos destacados de su vida pasada que los convirtieron en personajes ilustres.
La ruta nocturna nos ha permitido convertir una visita guiada en una experiencia para el espectador, donde el público asistente interactúa con los artistas y participa de las actividades organizadas. Durante las distintas ediciones hemos revivido tradiciones funerarias de diferentes culturas como la japonesa, la catalana, la anglosajona o la mejicana donde dos catrinas ofrecían flores a los visitantes para que las ofrecieran en un altar de muertos construido en el interior del recinto.
En la última edición de la ruta nocturna de Poblenou se recordó la tradición hindú celebrando un ritual de purificación del agua y del fuego. Los asistentes depositaban una vela flotante en un lago artificial construido para la ocasión, mientras se escuchaban melodías de Queen en homenaje al que fue el líder del grupo. Esta actividad coincidió con el 70 aniversario del nacimiento de Freddie Mercury, que tenía vinculación con el mundo hindú.
La visita no sólo permite el acercamiento del ciudadano al cementerio, sino que también al legado material e inmaterial de la memoria colectiva de una sociedad.