Abaurrea Alta
Navarra
Visita su página web
El cementerio viejo de Abaurrea Alta quedó en desuso en 1918, hasta que en la década de los 90 el ayuntamiento apostó por revalorizar el conjunto de estelas discoideas (aquí llamadas Hilarri) que albergaba. Para ello se trazó una obra paisajística que consiste en un laberinto, un jardín y unas pasarelas aéreas. El laberinto sumerge al visitante en una atmósfera de misterio y naturaleza, anima al turista reacio a visitar cementerios y es una zona de juego y disfrute para toda la familia, además permite centrarse en cada una de las estelas expuestas sin saturarse de la información visual que ofrecería el conjunto visto a la vez. El jardín y las pasarelas son espacios donde quienes optan por la visita guiada disfrutan de un momento de intimidad y reflexión antes de despedirse del recinto.
Desde que lo gestiono (Mayo del 2016) son numerosas las visitas que me han preguntado sobre el Cementerio de Burguete que ganó este mismo premio hace unos años y se encuentra próximo a nuestro pueblo, ese cementerio es importante para conocer el motivo por el que pervive la estela discoidea en la actualidad (gracias a los canteros José Rota y Pello Iraizoz) pero cuya contemplación deja más incógnitas que respuestas. Para responder a estas preguntas es necesario viajar en el tiempo y conocer el significado, motivo y técnicas de este tipo de arte funerario y es en el cementerio de Espinal -de manera autodidacta- o en el de Abaurrea Alta -de manera interactiva- dónde pueden hacerlo.
Acudir al Museo de Abaurrea Alta tienta a visitar otros Museos y Cementerios puesto que las estelas discoideas son elementos presentes en estos lugares y en el recorrido, debido a la gran variedad de motivos y épocas representadas, los visitantes adquieren las herramientas necesarias para interpretarlas, de una manera, dicen, amena y entusiasta.