Alcantarilla
Murcia
Visita su página web
Presentamos para esta modalidad el Monumento funerario a Blanca Martínez León, realizado en piedra fundida de color blanco, de 6 m de altura, obra del escultor Anastasio Martínez Valcárcel, nacido en Murcia en 1941, autor de más de 1.500 obras, dentro y fuera de España, con numerosos premios, obra en museos y colecciones particulares y públicas, y principalmente escultor monumental, director durante años de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Orihuela, catedrático de dibujo y tercera generación de una familia de escultores.
Inicia su andadura artística en la escuela-taller de su abuelo, Anastasio Martínez Hernández, éste marcha a Madrid como aprendiz de Mariano Benlliure, estudia en la EAAyOA de la capital y en 1896 funda un taller a espaldas del teatro Romea en Murcia, entre sus obras más destacadas, el primer monumento al Corazón de Jesús de Monteagudo, de 10 m de altura, el Recreative Garden, en Espinardo, el San Pedro de la fachada de la catedral o la decoración de numerosos edificios modernistas, interior y exterior, en los que trabaja junto a los arquitectos Pedro Cerdán y Victor Beltrí, como la casa museo modernista de Novelda y una escuela-taller donde se formaron la gran mayoría de artistas y escultores murcianos contemporáneos, como Planes, diez años en el taller, Clemente Cantos, Lozano Roca... Su padre, Nicolás Martínez Ramón, obtiene la beca de la Diputación, estudia en los talleres Granda y en la Facultad de Bellas Artes de San Fernando, en la Universidad de Madrid, son numerosas las referencias bibliográficas de este autor, con obras como el actual monumento al Corazón de Jesús de Monteagudo, de más de catorce metros de altura, numerosos  bustos de personajes ilustres, exposiciones, premios, obra en museos y colecciones privadas y obras monumentales. Esta obra se realiza en 2012, tras la muerte de su hija pequeña, Blanca con 34 años, esta artista, cuarta generación en esta familia de artistas, dedicada a la luz de las vidrieras, nace en Murcia el 9 de Agosto de 1.977 y una desafortunada negligencia médica acaba con su vida el 28 Marzo de 2.012 en un Hospital privado de Lanzarote, acabando así con su potencial artístico, sus sueños y sus proyectos y dejando huérfanos y desamparados a sus dos hijos de corta edad, que como ella misma decía, son su mejor obra. La realización de esta obra, por Anastasio, su padre, es un ejemplo monumental de superación de ese dolor, plasmando en piedra la permanencia en este mundo y su unión con el más allá “un ángel del cielo” Adjuntamos enlace, de la realización de esta obra, y la colaboración de sus hijos, en la memoria eterna de su madre.