Masnou
Barcelona
Visita su página web
El Cementerio Municipal del Masnou es un auténtico museo al aire libre. A través de su visita se puede contemplar la cruz de término de 1.500 recientemente restaurada; obras de arte diseñadas y esculpidas por artistas de renombre internacional como Frederic Marès, Rafael Atché, Josep Llimona o Josep Maria Subirachs; y panteones proyectados por destacados arquitectos modernistas.
Diseñado el año 1860 por el arquitecto municipal Miquel Garriga y Roca, reemplazaba el antiguo cementerio ubicado detrás de la actual Iglesia de San Pedro.
El Cementerio del Masnou, aunque desconocido por muchos ciudadanos, se puede vincular con otros cementerios destacados de Catalunya, como los de Arenys de mar, Lloret de Mar, Poblenou o Sitges, de gran mérito artístico. Se puede crear un nexo entre todos estos espacios, que son transformados en la misma época por la presencia de una burguesía enriquecida que quería contar con los artistas mejor considerados del momento.
Actualmente el Ayuntamiento del Masnou ofrece visitas guiadas gratuitas tres veces al año que cuentan con un gran número de asistentes. También ofrece la posibilidad de hacer visitas guiadas para grupos de 25 personas por un preció de 58 € por grupo en diferentes idiomas.
Además, el Cementerio del Masnou ha sido objeto de estudio sistemático. La propuesta de Miquel Rico Vázquez y Marta Roig Lerones fue la ganadora de la tercera edición de la Beca de Investigación Local de El Masnou el año 2006. Fruto de este estudio se editó el año 2008 la publicación El cementiri del Masnou, un museu a l’aire lliure (segles XVIII-XXI), Roca de Xeix, núm. 27.
“Mejor monumento”: Panteón 1-2, sla 1ª. Familia Pagès i Fàbregas.
Autor: Jaume Torras Grau
Escultor: Frederic Marès i Deulovol
Fecha: 1926