Sumacárcer
Valencia
Visita su página web
El cementerio parroquial (1918-1922), se sitúa en Sumacàrcer, una localidad de la Ribera Alta (Valencia), en la Solana del Castellet, a los pies de la montaña del Castell de Peñarroya.
Consideramos interesante su candidatura en el Concurso de Cementerios por varios motivos. Uno de los motivos es su enclave geográfico, puesto que el cementerio se encuentra a los pies de la montaña coronada por el castillo de Peñarroya. Además, se integra en el paisaje ofreciendo espectaculares vistas y panorámicas al río Júcar, las montañas del macizo del Caroig, los campos de naranjos y el término municipal de Sumacàrcer.
A nivel histórico, fue mandado construir por el párroco Alejo Sendra Tarrazó en 1918, con el objeto de subsanar los problemas sanitarios que ocasionaba el antiguo cementerio. De este modo, el párroco proyectó el nuevo con unas mejores condiciones para la salud pública, y el Conde de Orgaz, Esteban Crespí de Valldaura, donó 3 hanegadas de tierra de la Solana del Castellet a la Iglesia con tal fin.
Por último, a nivel artístico el cementerio ofrece un paisaje necrológico de gran singularidad, formado por un conjunto arquitectónico y escultórico monumental compuesto por hileras de nichos, 9 panteones con cúpulas y una capilla, que confieren al cementerio una imagen de gran valor artístico. Dada la época de su construcción, en pleno apogeo del Modernismo, el Cementerio presenta varios rasgos típicos de esta corriente arquitectónica, como se puede apreciar en sus torreones, sus cúpulas y el uso de tejas y cerámicas policromadas.
El hecho de estar ubicado en la ladera de una montaña, le confiere un aspecto más propio de una fortaleza o castillo, en el que se dan tres niveles de altura, algo poco habitual en este tipo de construcciones, ya que la mayoría suelen ser de una planta rectangular a nivel del terreno. Es por ello que las vistas que se obtienen desde el mismo, son más propias de un mirador turístico que no las de un campo santo.