1º Clasificado
Barcelona
Visita su página web
  
NOMBRE PROYECTO: Bosque de la calma y Árboles familiares
 
DESCRIPCIÓN BREVE: Sepulturas ecológicas para la inhumación de cenizas en pleno bosque
 
UBICACIÓN: Cementerio Comarcal de Roques Blanques (Barcelona)
  

  
·       El Bosque de la calma y los Árboles familiares, en el Cementerio Comarcal de Roques Blanques (Barcelona), representan una iniciativa ecológica de inhumación de cenizas, pionera en nuestro país, que favorece la plantación de árboles autóctonos de la cornisa mediterránea –encina, alcornoque y pino piñonero- y a la vez permite dar respuesta de una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente a la creciente demanda de incineración, que llega al 40% en el área metropolitana de Barcelona.
 
·       Por un lado, elBosque de la calma, puesto en marcha en 2007, es una alternativa consistente en enterrar una urna cineraria biodegradable y plantar al lado de la misma un árbol, identificado con una pequeña placa con el nombre del difunto y el año de su nacimiento y defunción. El objetivo de esta iniciativa ecológica era, en su primera fase, reforestar una zona de la sierra de Collserola que sufrió un incendio hace años, además de ofrecer una solución 100% ecológica a las cenizas. Su acogida fue tan positiva que se decidió ofrecer esta opción en nuevas zonas del camposanto.
 
·       La opción de los Árboles familiares, por otro lado, parte de esta misma idea pero el árbol, en este caso, es de mayor edad y dimensiones que en el Bosque de la Calma, por lo que permite que a su alrededor puedan inhumarse hasta cinco urnas biodegradables, a modo de sepultura familiar. Como en el caso del Bosque de la calma, el nombre de los difuntos se reseña con una pequeña placa de acero a ras de suelo. La opción de los Árboles familiaresse puso en marcha en 2008, en respuesta a la demanda de muchas personas que deseaban poder enterrar bajo el mismo árbol las cenizas de varios miembros de su misma familia.
 
·       Dentro de unos años, se espera que la zona de “árboles-sepultura” en Roques Blanques -especialmente la del Bosque de la Calma-, se convierta en ser un frondoso bosque, de ahí que se faciliten las coordenadas GPS de cada árbol a los familiares para que puedan encontrar su árbol en un futuro.
 
·       Desde su puesta en marcha y hasta día de hoy, la iniciativa del Bosque de la calma y los Árboles familiares ha conseguido plantar más de 1.000 árboles autóctonos en el Cementerio Comarcal de Roques Blanques.
 
·       Actualmente, el Bosque de la calmay los Árboles familiaresse mantienen como las opciones ecológicas para inhumar las cenizas con mayor demanda en Roques Blanques. De hecho, según datos de Gic de Nomber, empresa que gestiona el cementerio de Roques Blanques, perteneciente al grupo Áltima, los entierros ecológicos en Roques Blanques ya representan el 33% de los servicios en 2014, cinco puntos más que el año anterior, un aumento que se ha producido fundamentalmente gracias a la existencia y éxito de acogida de estas dos iniciativas.
Roques Blanques, un cementerio ‘verde’
 
El Cementerio Comarcal de Roques Blanques, que acoge el Bosque de la calma y los Árboles familiares, se sitúa en el área metropolitana de Barcelona, a pocos kilómetros de la capital catalana, en el municipio del Papiol, y cuenta con una extensión de 50 hectáreas. Su ámbito de influencia cuenta con una población potencial de dos millones y medio de habitantes.
 
Su ubicación privilegiada en el extremo oeste del Parque Natural de Collserola le convierte en un camposanto único por la singularidad y belleza de su entorno. De hecho, desde su puesta en marcha, en 1984,Roques Blanques se ha considerado un “cementerio-parque”. Así fue concebido por el equipo de arquitectos que lo proyectaron, Enric Batlle y Joan Roig, que quisieron respetar en todo momento la orografía del terreno, sin calles de nichos, integrando perfectamente todas las sepulturas en los desniveles de la montaña, en terrazas y pérgolas de vegetación autóctona, sin elementos elevados de ningún tipo que pudieran perjudicar la visión del monte. Su diseño recuerda el de los típicos jardines mediterráneos. El proyecto arquitectónico fue finalista de los prestigiosos Premios FAD de Arquitectura.
 
En sus más de 30 años de historia, Roques Blanques, propiedad del Consell Comarcal del Baix Llobregat –que agrupa 29 municipios- y gestionado por GIC de Nomber –perteneciente al grupo Áltima-, se ha convertido en el paradigma de cementerio verde en nuestro país. Es el primer cementerio de importancia, por superficie y por capacidad, que tiene titularidad pública y que ha concedido la gestión a una empresa privada especializada en el sector funerario.
 
Su planteamiento totalmente respetuoso con el entorno en el que se ubica y su labor constante en defensa y promoción del medio ambiente, le valieron para que en 2008 consiguiera ser el primer camposanto español y el tercero de Europa en obtener la certificación medioambiental EMAS, uno de los registros más estrictos a nivel europeo.
 
Roques Blanques ha mantenido un firme compromiso por la defensa y la promoción del medio ambiente desde sus inicios. Además de las iniciativas de sepultura ecológicas para dar respuesta a la creciente incineración (que se encuentra en el 37% en Catalunya), como el Bosque de la calma o los Árboles familiares, ha puesto en marcha otras soluciones respetuosas con el medio ambiente para gestionar de forma controlada las cenizas, esparciéndolas o diluyéndolas en una fuente, como el Jardín y la fuente del reposo, dos opciones que evitan el abandono de urnas no biodegradables en entornos naturales protegidos. Por otro lado, toma parte en varios proyectos relacionados con la protección de la flora y la fauna autóctonas de Collserola, en colaboración con el Patronato de Collserola y el Museu de Ciències Naturals de Granollers (MCNG), como por ejemplo iniciativas para la investigación y protección de especies amenazadas como el murciélago, el erizo oscuro, la ardilla o los anfibios. 
 
Roques Blanques, que cuenta con dos hornos crematorios, ha editado también un manual informativo sobre la incineración, así como una guía para el buen uso del cementerio como espacio natural, con recomendaciones a los visitantes para preservar el entorno. Asimismo, incentiva el ahorro de recursos energéticos –agua y papel-, la reducción de la contaminación –uso de vehículos eléctricos para entierros o trabajos internos del cementerio- y la disminución de los impactos medioambientales –reciclaje de residuos, control de las emisiones de los hornos crematorios, potenciación del uso de madera de tala controlada para ataúdes-. 
 
En 2013, Roques Blanques realizó un vídeo documental junto al periodista especializado en medio ambiente, Carles Flaquer, que permite conocer más de cerca este camposanto verde, su entorno natural y sus proyectos a favor de la protección de la flora y la fauna autóctonas. 
  

  
Roques Blanques: resumen en cifras
·       La superficie de la finca en la que se ubica Roques Blanques es de 50 hectáreas, de las cuales se ocupa aproximadamente un 30%.
·       Cuenta con 6.130 nichos, 3.000 tumbas, 172 panteones, 7.056 oseras y columbarios cinerarios, 777 árboles Bosque de la calma y 250 Árboles familiares. Además, también dispone de un edificio de servicios.
·       El número de servicios que efectúa anualmente es de unos 3.300.
·       En marzo de 1994 se instaló un horno incinerador y en abril de 1996 se instaló la segunda unidad. Durante el año 2014 se realizaron 2.714 incineraciones.
·       Desde julio de 2003 dispone de los certificados de calidad conforme  al cumplimiento de las normas ISO 9001:2008 (Sistema de Gestión de Calidad), ISO 14001:2004 (Sistema de gestión medioambiental).
·       Dispone del registro europeo EMAS (Eco-Management and Audit Scheme). Primer cementerio con este registro a nivel nacional y tercero a  nivel europeo. El reglamento europeo EMAS está considerado como un símbolo de gestión moderna del medio ambiente, que implica la adopción y evaluación de sistemas de gestión medioambiental por parte de la empresa, así como la difusión periódica de los resultados.
Roques Blanques: actuaciones medioambientales
1997>> Repoblación de varias zonas del cementerio con vegetación de especies autóctonas.
2002>> Compra de coche eléctrico CLEM para acompañar a las visitas dentro del cementerio.
2003>> Certificación ISO 9001 e ISO 14.001
2004>> Programa de protección de las ardillas autóctonas.
2005>> Tramitación de la licencia medioambiental.
2006>> Incorporación de las urnas biodegradables.
2007>> Primer proyecto delBosque de la calma,Jardín del reposo y Fuente del reposo.
2008>>  Obtención del registro europeo EMAS.
Primer proyecto de Árboles familiares.
Convenio de colaboración entre GIC de Nomber y el Consorcio del Parc de Collserola.
2009>>  Adquisición coche fúnebre eléctrico ION, para servicios de traslados en el cementerio.
 
Colaboración con la asociación protectora de animales FAADA.
 
Construcción de una balsa, con el fin de recuperar anfibios autóctonos del parque de Collserola, actualmente amenazados en este entorno natural. A la vez, la iniciativa permite luchar contra la proliferación del mosquito tigre en el cementerio, ya que especies como sapos o ranas son grandes depredadores de estos insectos.
 
Restauración de las cajas nido y comederos de las ardillas.
 
Adquisición de una barredora eléctrica ecológica.
 
2010>> Edición de una guía de sensibilización a los usuarios para proteger nuestro hábitat y el ecosistema.
 
2011>> Adhesión al club EMAS.
 
2012>> Creación de una pradera florida en la VII Agrupación del cementerio, para favorecer una población estable de mariposas.
 
2013>>  Adquisición de un nuevo elevador eléctrico, modelo Altimar.
 
Colaboración con el Parque de Collserola para la introducción de una población estable de erizos.
Instalación y mantenimiento de una estación meteorológica permanente para la escucha de ultrasonidos de quirópteros (murciélagos) y de cajas refugio. Se trata de una iniciativa del biólogo Carles Flaquer, coordinador del área de Quirópteros del Museo de Ciencias Naturales de Granollers (MCNG), en colaboración con Xavier Puig, de la Asociación Galanthus y la empresa tecnológica Advancare. La instalación permite aportar información constante de la actividad de estos animales en el territorio, actualmente amenazados en la mayoría de entornos donde viven. La estación permite obtener datos sobre la riqueza de especies de murciélagos y sobre su actividad, ya sea de caza, social o de paso, entre otras. También se contribuye a combatir las plagas de insectos, como la del mosquito tigre.
 
2014>>  Cambio de gas propano a gas natural en los hornos incineradores.
 
Instalación de nuevas cajas refugio con diferentes orientaciones, para analizar las temperaturas admitidas por los quirópteros (murciélagos).
 
Colaboración con la ONG ‘’World Nature’’, con el proyecto de ‘’Refugios WN de fauna y flora’’.
 
Ensayo de alimentación añadida con la instalación de nuevos comederos para ardillas con una dieta indicada por el Consorcio del Parc de Collserola.
 
 
2015>>  Todos los ataúdes han de cumplir los estándares de medio ambiente para su incineración.
 
Proyecto de una nueva agrupación en el cementerio, exclusivamente para la inhumación y dispersión de cenizas.
 
El Cementerio de Roques Blanques será el patrocinador principal del documental ‘’Humans and bats’’, liderado por el biólogo y experto en quirópteros Carles Flaquer, del Museu de Ciències Naturals de Granollers (MCNG).