Firmas

Yolanda Cruz
Periodista y directora del Festival de Cortometrajes 'Visualízame'.
 

Cuando detenerse y enfrentarse al miedo es la única salida: invierno-primavera de cine

La muerte de un padre, de una madre o de un cónyuge… la muerte de un ser querido, siempre roba el suelo que pisamos por un tiempo difícil de medir y que transcurre a una velocidad distinta en cada uno. Cuando la muerte que nos va a zarandear hasta lo inimaginable es la de alguien a quien nunca conocimos, la sensación de ser arrancados de nosotros mismos va acompañada de la del destierro a un mundo hostil y ajeno al que creíamos conocer. El miedo, la impotencia, dolor, amor, lealtad y apoyo ocupan cuatro historias que podemos ver en las carteleras.
 
Poesía, música británica y amor
 
El cineasta noruego Joachin Trier firma “El amor es más fuerte que las bombas” (2015), un título que suma homenajes al primer Lp norteamericano del grupo musical británico “The Smiths” y al libro de poemas “By Grand Central Station I sat down and wept” (En la estación Grand Central me senté y lloré) para defender la fortaleza y el valor del amor que se halla o que se necesita de la familia. Una exposición póstuma de la obra fotográfica de Isabelle Reed (Isabelle Hupert), fotoperiodista de guerra fallecida tres años atrás, reúne a su mayor, Jonah (Jesse Eisenberg), con su padre, Gene (Gabriel Byrne), y su introvertido y adolescente hermano, Conrad (David Druid). Trier narra el duelo de los tres hombres que amaban a Isabelle con saltos en el tiempo en continuos “flashbacks” y una interesante mezcla de puntos de vista de los personajes. En los tres años narrados entre la muerte y la exposición, punto de inflexión tras el duelo de los protagonistas, el recuerdo de Isabelle y su influencia en la vida del marido y los hijos está siempre presente.
 
Un padre por una hermana
 
El llamado heredero de Yasujiro Ozu, Hirokazu Koreeda, continúa expresándose aportando deliciosas películas al Shomi-geki, género japonés centrado en dos argumentos: la familia y la tradición. En “La hermana pequeña” (2015), como en anteriores trabajos, Koreeda muestra la figura del hermano mayor, la hermana en este caso, como pilar que asume el papel del cabeza de familia y sus responsabilidades, aquí, desde el humor y el cariño. La película comienza y termina con un entierro. La muerte del padre que, en su día abandonó el hogar por una mujer, reúne a tres hermanas, Haruka Ayase, Masami Nagasawa y Yoshino Akamura con Suzu, su hermana pequeña, a la que no conocen. Su convivencia durante un año permite la conexión de unas con otras. El amor de las hermanas mayores y su valentía a la hora de enfrentarse a su madre y al resto de autoridades familiares por acoger a la hija de “la mujer que destruyó su familia” ofrece momentos estética y narrativamente delicados. La sencillez del cine de Koreeda permite que las actrices, sus silencios y todo su lenguaje corporal destile las emociones que mueven a cada uno de los personajes.
 
La muerte ajena
 
Con 28 años, el director indio Chaitanya Tamhane obtuvo en menos de seis más de 30 premios al mejor director y a la mejor película en festivales tan reconocidos como los de Venecia, Singapur o Viena con “Court” (Tribunal), protagonizada por Vira Shatidar y basada en el juicio al que fue sometido Jeeten Marandi. Narayan Kamble, profesor de Primaria y cantautor, es acusado de asesinato tras ser encontrado el cadáver de un obrero limpiador de alcantarillas que se había suicidado, al parecer, después de escuchar una de las canciones de Kamble. Este absurdo como tan real suceso le sirve a Tamhane para criticar profundamente el sistema judicial indio, basado en leyes instauradas en 1949, después de la creación del país, e inspiradas en las leyes británicas. La crítica se extiende al comportamiento humano que lleva a algunos a detestar y desentenderse por completo de una igual. El duelo por la muerte del suicida es para el cantautor un proceso en el que él se enfrentará a su propia muerte.
 
La segunda oportunidad
 
“Demolition” (2015) es el título de la última película de Jean Marc Vallée. La crítica no encuentra acuerdo a la hora de valorar el conjunto de la película; en lo que sí muestran su acuerdo sin dudar es en la excelente interpretación de Jake Gyllenhaal, que da vida a un joven banquero de inversiones que entra en una espiral de destrucción y deconstrucción tras la muerte violenta de su esposa en un accidente. Su suegro y una mujer desconocida, interpretados por Chris Cooper y Naomi Watts, serán sus guías en un camino de autoconocimiento que le permitirá poder contar con una segunda oportunidad.



Publicidad

  • info@revistaadios.es
  • 📞 Tlf. 91 700 30 20
  • prensa@funespana.es

Revista Adiós

Funespaña en colaboración con
Candela Comunicación S.L
Calle Doctor Esquerdo 138, 5º
28007 Madrid

REVISTA IMPRESA

REVISTA NÚMERO126

04 de septiembre de 2017

REVISTA NÚMERO 125

25 de julio de 2017

REVISTA NÚMERO 124

07 de mayo de 2017

REVISTA NÚMERO 123

20 de marzo de 2017

REVISTA NÚMERO 122

08 de enero de 2017

REVISTA NÚMERO 121

14 de noviembre de 2016