LITERATURA

Leonard Cohen y el zen (revista nº 130)

Leonard Cohen y el zen (revista nº 130)

Autor: Alberto Manzano
Ed. Ediciones Luciérnaga

El autor de este libro, Alberto Manzano, traductor y biógrafo de Leonard Cohen, describe la búsqueda espiritual del cantautor canadiense a través del zen y nos desvela una faceta poco conocida del artista relacionada con su fallecimiento: últimos álbumes, última gira y preparación para la muerte.
Se puede decir que el camino del zen salvó a Cohen de la muerte en vida y le endulzó el trayecto natural de sus últimos años hasta su muerte.

Tal como narra el autor, a mediados de 1993, una vez concluida la gira del disco “The Future”, Leonard Cohen no encontró ningún motivo para seguir en Los Ángeles. Tenía sesenta años, no podía disfrutar del éxito que le había dado su trabajo, la relación amorosa con la actriz Rebecca de Mornay había terminado y se sentía atenazado por una fuertedepresión. “Por más empeño que pusiera, comprendió su incapacidad para comprometerse con ella, ser un buen esposo y formar una familia. Estaba destrozado, había bebido como un cosaco durante la gira y todos sus planes para gobernar el mundo habían fracasado”. Fue entonces cuando decide hacer las maletas y se marcha al monasterio budista de Mount Baldy, en Los Ángeles.

Señala Manzano que, “aunque Leonard llevaba más de veinte años practicando la meditación zen, el resultado no le había proporcionado la paz interior que anhelaba. Estaba harto de ser el cantante Leonard Cohen y, con un estado de ánimo que lo arrastraba por los suelos para después lanzarlo contra la pared, sabía que para salir de ese atolladero necesitaba una autorreforma completa”.

El autor narra una entrevista que mantuvo con el cantautor, en la que el mismo Cohen explicaba cómo fue su convivencia con la depresión: “No es algo objetivo, es más como una sombra con la que vives y que nunca desaparece, así que empiezas a moverte de cierto modo para evitar que te aplaste”.

Durante más de cincuenta años, la necesidad de un completo y radical cambio llevó a Leonard Cohen a una búsqueda espiritual a través del estudio del zen y el hinduismo;un inmenso y profundo trabajo cuya recompensa fi nalmente obtuvo en los últimos años de su vida.
Zen es, dicho de forma sencilla, la práctica de la concentración en el momento presente.

En japonés la palabra zen significa meditación y constituye una de las rutas espirituales más duras y austeras que existen. Leonard Cohen empezó su carrera de cantautor en 1967. Su música destilaba una bella y, a la vez, tormentosa tristeza.

A principios de los años setenta había conocido, a través de un amigo a Kyozan Joshu Sasaki, un maestro de la escuela zen Rinzai, que se había instalado en Los Ángeles y a la que asistían famosos como Richard Gere y Oliver Stone.

Superada su inicial desconfi anza hacia los “santones carismáticos”, Sasaki será su maestro zen. Acudirá al monasterio en 1993 y durante seis años trabaja duramente en su recuperación espiritual. A los tres años es ordenado monje zen. Tres años más después, Cohen deja el monasterio y trabaja en un nuevo disco, que presentó en 2001: “Ten new songs”.

“Leonard Cohen y el zen” es una obra realizada en tres partes, en las que se describe el camino de Cohen en la búsqueda de la paz consigo mismo. La primera parte cuenta con capítulos dedicados a Joshu Sasaki Roshi, su maestro zen. “La raíz del grito”, “Matrimonio y guerra”, “Eros y Tánatos” y “La muerte de un mujeriego”, son algunos de los capítulos de esta primera parte. “Un hospital para los descorazonados” y “Soy tu hombre”, títulos de dos de los capítulos de la segunda parte del libro, que llevan, en una dura travesía, a un último capítulo, en la tercera parte, contítulo revelador: “Aquí estoy”.

Escrito por: Pilar Estopiñan 

 

Volver

  • Publicidad Revista Adiós Web y Edición Impresa
  • Tlf. 91 700 30 20 - ext. 2068
  • Contacto revista Adiós
  • info@revistaadios.es
  • Director: Jesús Pozo
  • Redactora jefa: Nieves Concostrina
  • Coordinadora: Isabel Montes
  • Diseño: Román Sánchez
  • Fotografía: J.Casares
  • Producción: Candela Comunicación S.L.
  • Colaboradores habituales: Joaquín Araújo, Carlos Santos, Guinés García Agüera, Pilar Estopiñán, Javier del Hoyo, Javier Gil, Yolanda Cruz, Ana Valtierra, Eduardo Herrero, Javier Fonseca, Pedro Cabezuelo, Laura Pardo
La revista Adiós Cultural es una revista bimestral iniciativa de Funespaña. Todos los derechos reservados.